Home / Holanda / Dia 48: Amsterdam

Dia 48: Amsterdam

07.30 Me estoy quedando en la casa de Anousja. Bah, digo casa por decir. Vive en una universidad abandonada, no es increíble? Cada salón funciona como habitación. Ahora estamos en lo que era la rectoría. Antes había escritorios y banderas de Holanda. Ahora hay una hamaca paraguaya y botellas de whisky. Para ir al baño hay que cruzar un pasillo con lockers a los costados y entrar en lo que años atrás era usado como meadero por los estudiantes. Para ducharnos tenemos que ir a la otra punta de la universidad, donde está el gimnasio. Es genial. Un tanto creepy también. Ayer a la noche me dieron ganas de mear y tuve que salir y cruzar el pasillo. Es muy película de zombies que atacan una escuela. Ah, y la cocina es tremenda. Hay una puerta puesta arriba de una miniheladera y un lavarropas. Como no hay agua, Anousja va poniendo los platos sucios en un cajón de verduras. Cuando se acumulan muchos los llevamos a las duchas, las prendemos fuerte y listo. Lavaplatos universitario. La única contra de vivir acá es que en cualquier momento el gobierno viene y tira todo abajo para construir algo nuevo.
Hoy, la muy forra, me despertó a los gritos. “Martín! We’ve got to get out of here! They are coming!” (Martín! Tenemos que irnos de acá! Están viniendo!). Casi muero de un infarto. Me paré y cuando me empecé a vestir, la pelotuda se empieza a cagar de risa. “I’m kidding” (te estoy jodiendo). Casi le doy un tortazo en los dientes. Siento que en cualquier momento entra la policía y nos meten presos.

09.00 En Amsterdam hace frío como en Escocia. Sale el sol y de repente nieva, luego sale el sol de nuevo. La gente anda en bicicleta por todos lados. Hay miles de bicicletas atadas. No importa que nieve o llueva.

09.21 Anousja me dio instrucciones de cómo llegar a su “”casa””, pero, por algún motivo, todos creen que decir “salis de la estación, doblas a la izquierda y caminas por 7 minutos” es una explicación clara. La china es igual. Cuando llegué a Londres me hizo un mapita en el que parecía que salía de Victoria, caminaba derecho, y llegaba a su casa. Lo que nadie tiene en cuenta es que las estaciones tienen muchas salidas y los caminos no son rectos en Europa. Hay curvas que no sabes si seguirlas o no, porque las calles cambian de nombre todo el tiempo. No es como en Argentina. Corrientes es siempre Corrientes. Acá, Corrientes sería Corrientes por dos cuadras nomas, después cambiaría de nombre. Por suerte la gente es increíble y todos te ayudan a buscar la dirección por GPS.

11.00 Me quiero cortar la chota. No sé por qué carajo la conexión wi fi de Anousja no toma el localizador. Traducido, no puedo usar Grindr porque no tengo GPS. El celular tampoco toma wi fi así que le digo chau chau a Whatsapp mientras esté acá. Un bajón. En la ciudad donde más necesito Internet, no tengo.

13.00 El centro de Amsterdam es una locura. Edificios levemente inclinados. Mucho canal. Miles de bicicletas. Lo más genial de todo es que la gente arma porros en las ventanas de los bares, a la vista de todos. Hay carteles de mashrooms (hongos) por todos lados. Es como el mercado de Liniers pero con drogas en vez de especias.

14.23 Estaba caminando como si nada y de repente caí en el red light district. La zona de las putas. Coincidencia? I THINK NOT. La ley de atracción. Por más que lo haya visto en televisión, no es lo mismo que estar acá con una mina que apoya las tetas en la vidriera y me dice “come in”. Muy loco. Calles enteras con mujeres desnudas bailando en las vidrieras. Qué hay al final de la calle? Una iglesia, obvio. Quiero sacar una foto de la puta con la iglesia en frente pero un tipo me hace señas de que no. Me encanta que se tenga tan poco respeto por la religión. Por algo Holanda es Holanda, y países católicos como Perú, son… Perú. Tu nivel de religiosidad es proporcional a tu nivel de pobreza. Por eso toda la gente extremadamente pobre es extremadamente católica.

15.00 Aca me ven la cara de pelotudo. Venden mierdas sexuales a 20 euros. Hay unos mini muñecos que se llaman “grow your own hooker” (hace crecer a tu propia puta), “grow your own little penis” (… A tu propio pene chico), y hasta hay uno que se llama “grow your own guardian angel”. Me encanta la mezcla que hacen. Cada uno de esos muñecos que, les juro, no deben medir más de tres centímetros, cuestan 20 euros. Supuestamente los haces crecer regandolos todos los días. Crecen hasta el 600% de su tamaño original.

15.19 Hay unas muñequitas de la reina Elizabeth que son lo más. Quiero una para mi mesa de luz. 25 euros. Creo que mejor optaré por un estilo minimalista.

21.00 Amo esta ciudadpueblo. Intenté subirme a una bicicleta que me prestó Anousja pero no resultó. Soy totalmente inútil. No hago equilibrio y me caigo. Quiero agarrar los patines y salir por la ciudad. Al final terminé en el asiento de atrás de la bici de ella. La sodomicé y ahora me lleva a todos lados. Es genial porque me ahorro copiosos euros. Acá también te fajan con los precios en el transporte. No hay mucha diferencia con Londres.

Todo lo que está ocurriendo en Amsterdam es genial, y estar viviendo en esta universidad hace que todo sea mejor. Quiero que se haga de noche para ponerme una máscara, agarrar un hacha y salir por los pasillos de la universidad a violar y matar colegialas.

DSC04994

DSC05048

DSC05080

DSC05146

DSC05157

DSC05160

DSC05162

About Martín Cirio

3 comments

  1. Que salgas a violar colegialas es tan probable como que salgas en alguna foto con un pantalon que no sea colorado!!!!
    Ah!!! No sabes andar en bici???? Jeje!!!
    (Yo tampoco!!!!!)

  2. Genial. Ahora sos OKUPA. Que de emociones en este viaje.

  3. No puedo leer desde el 48 al 52 esto es como que no estén los capítulos de tu serie :((((((

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *