Home / Bolivia / Día 15: Cochabamba – La Paz

Día 15: Cochabamba – La Paz

Cochabamba nos despidio con un borracho tirado a nuestros pies. Tipo 7 de la mañana bajamos las escaleras del hostal para devolver la llave en recepcion y justo entró un tipo borracho que balbuceó una incoherencia y se desplomó a nuestros pies. Todo vomitado.

Adios Cochabamba. No te vamos a extrañar.

9.31 Estamos viajando para La Paz. Yo leyendo Twenties Girl, cholita pacenia escuchando Rainbow de Mariah Carey. Paisaje desolador. Al lado mio hay un pendejo durmiendo en el pasillo del micro. Le hicieron la cama y todo. Al principio me daba impresion, pero se viaja tan incomodo que en cualquier momento tiro una sabana y me tiro en el pasillo yo tambien.

10.00 un tipo se acaba de parar y esta dando todo un discurso sobre el cancer y jesus. Me da penita porque no se escucha nada por todo el ruido de fondo que hay. Habla con pasion y con cambios en la entonacion. Debe pensar que esta dando el discurso de su vida. Cosita. Me lo como a besos.

Nota mental: comprar poet.

11.52 Buenos Aires es Paris.

12.33 en este bus la gente se caga encima. De repente viene un baho de mierda y con cholita paceña nos tapamos con pañuelos. No es olor a pedo, es olor a “me cague encima”.

14.00 Yo no me merecia todo lo que me hizo el innombrable. Aun no puedo creer como me deje hacer algunas cosas. Estaba sensible. Se habia muerto mi viejo. No era yo. Era como un fantasma que trataba de salir adelante con todo, mi carrera, mi trabajo, buscando depto para irme solo. Este forro hizo lo que se le canto y yo, idiota y debil, lo deje. No puse un freno. Claro que me terminó dejando. Obvio. Si yo no era yo, y estaba extremadamente sensible. Veia un perro perdido y lloraba. Me tiraba un pedo y lloraba. Sé que es imposible que él esté leyendo este blog, pero me encantaria decirle esto:

Sos un gordo con colgajos en la panza, y te di bola igual porque con tu personalidad abarcabas todo lo que diosito no te dio fisicamente. Odie que hayas sido vos el que me dejaras, y lo que mas odie fue que me hiciste sentir poco querido. No me cuidaste, y aunque no sabias exactamente todo lo que pasaba, podias imaginarte como venia la mano por dentro. Y te cagaste en todo.

No se porque a veces aun vuelvo mentalmente a este pelotudo. Realmente pense que era “the one”, que al final todos los cambios venian juntos, que aunque estuviera medio destrozado, estar con él me hacia estar bien.

O sea, para que se den una idea de lo mal que estaba en ese momento, googlee “como superar rupturas” y di con una pagina que decia que un buen metodo era personificar al ser amado en un mueble, y hablarle como si fuera él. Ustedes creen que no lo hice? Terminé llorando abrazado a una cama rebatible.

No se que hubiese hecho en ese momento sin mis amigos. Sin Agos. Obvio que no podia compartir nada de mi malestar con mi vieja, porque no la queria cargar con mas de lo que ya tenia. Fue un momento muy duro. El 2010 fue un anio tremendo. Y ver como cambio todo en el 2011 es increible. Todo se fue poniendo solo en su lugar. Las cosas fueron cambiando, mejorando, y yo volvi a ser yo viendo como todo a mi alrededor se volvia a poner de pie. Y hoy soy feliz. Bah, no se si feliz. Onda, no vivo feliz. La felicidad son momentos, pero esta todo bien overall, y mi vieja esta bien, y eso me tiene bien tambien. Ya no esta tan pegada a la imagen de mi papá. Eso me tenia bastante preocupado. Aunque sigue hablando de él como “mi compañero de vida que se fue”, tiene una mirada totalmente positiva y con proyectos, a diferencia de los primeros meses del 2011.

Reflexiones pedorras mientras viajamos a La Paz. Estos viajes largos de 10 hs se transformaron en los unicos ratos libres que tengo para estar conmigo mismo. Acá no corro, no hablo, no estoy rodeado de 20 personas overexcited por viajar. Agostina duerme. Yo escucho Thalia. Deberia dormir tambien, pero me siento despierto.

Este viaje significa mucho mas que solo viajar. Para mi, este viaje es decir “pude salir de todo lo que pasaba y volvi a asomar la cabeza por fuera de la superficie”. Es el resultado final de todo un año de esfuerzo y crecimiento.

Esta cancion me esta pegando mucho en este viaje:

About Martín Cirio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *