Home / Aventuras en Buenos Aires / Fernando, el viejo de avenida Libertador

Fernando, el viejo de avenida Libertador

A las 11 me encontré con un flaco en Caballito, y como el día estaba tan lindo me fui hasta Palermo caminando para tener una cita con otro, Fernando. Me encanta caminar por Buenos Aires cuando el clima está lindo. Voy escuchando música tremenda como Laura Pausini y mecho con Fabiana Cantilo, Christina Aguilera, y Belinda. Soy una persona muy ecléctica.

Fernando vive en avenida Libertador, pero en mi imaginación todos los departamentos son iguales sin importar el barrio. Soy muy clase media. Muy peronista. No estoy acostumbrado a ver algo fastuoso (siempre quise encontrar la oportunidad para decir “fastuoso”). El ascensor del edificio me deja directamente en su departamento. El living es enorme y minimalista. Hay música clásica de fondo. Recuerdo mi ex departamento, con Bandana a todo volumen, y me siento como esa gente que tiene PLASMA de 50 pulgadas en monoambientes ruines atestados de electrodomésticos.

Aparece Fer, mi bello hombre en corcel blanco. No es como en la foto que se lo ve esplendido y firme. En la realidad está un tanto deteriorado y tiene un look señor Burns. Lo primero que noto es que tiene dentadura postiza, y no tiene 36 años como me dijo, y si los tiene se le vino la vida encima. Por lo menos debe tener 45. Tiene pelo finito y lacio, naranja. Pelo de viejo que usa shampoo con manzanilla. Es escritor, muy exitoso por lo que veo. ¿Cuanta guita debe costar este departamento? ¿Medio millón de dolares? Las ganas que tengo de maniatar a este viejo débil, reducirlo y atarlo con sogas a una silla y hacerme del BOTÍN. Este viejo rancio esconde joyas, lo sé.

– ¿Qué te gustaría tomar?
– Agua, por favor
– ¿Seguro? ¿No querés un martini?
– Prefiero agua, gracias.

Lo que prefiero son cinco shots de tequila y terminar tirado en el suelo cantando Lo Haré por Ti de Paulina Rubio, al borde de la convulsión. Fer reaparece con una bandeja con una coca cola y una botella de agua de vidrio, dos vasos y una flor en el medio. Cuando venía gente a mi casa servía agua de la canilla en una taza de café porque nunca me acordaba de comprar vasos de vidrio.

Mientras tomo el agua me cuenta que está escribiendo un artículo filosófico para un diario de España. A medida que habla cita a distintos autores y yo quedo muy burro porque si bien leo mucho, todos mis libros son de Harry Potter o literatura para chicas tipo Sex and the City, Confessions of a Shopaholic, etc. También está escribiendo una ficción sobre un día en la vida de la reina Elizabeth. Mis neuronas hacen sinapsis y le nombro un libro de Virginia Woolf que narra un día en la vida de diferentes personas. Por supuesto que jamás hubiera leído ese libro por motus propio. Lo tuve que leer para Literatura Inglesa II hace un año. Él no sabe eso así que anoto un punto para Martín en la tabla. También le digo dos o tres cosas de la reina Elizabeth: “la hija de Henry, no?”. Ese es todo mi aporte, y claramente lo sé por haber cursado Historia de los Pueblos de Habla Inglesa II, y porque hubo miles de reyes llamados Henry. Era difícil que le errara.

Mi nivel cultural es Guapas, chicos. No salgo de eso. Cuando visité las piramides de Giza un australiano contaba cuando habían sido construidas y para qué, mientras yo me sacaba fotos haciendo caras. Igual sé que mis aportes de Virginia Woolf y la reina Elizabeth suman mucho y me hacen subir en la escala de la cultura. También sé que es imposible mantener esta mentira por mucho tiempo más.

Además leí varias obras de Shakespeare, en Literatura Inglesa I, pero no voy a sacarlo a relucir aún. Lo tendré como as bajo la manga por si llega a existir una segunda cita.

Fernando me habla y sigue nombrando autores: Borges, Kafka, Freud (¿conocerá “Ni Freud ni tu mamá” de Belinda?). Yo no hablo mucho pero chapeo viajes y me hago el que soy una persona de mundo. Le cuento que en diciembre me voy a Egipto y a recorrer Asia. Obviamente él estuvo en todos los lugares en los que yo estuve, y en todos los que voy a ir, y seguramente en todos los que vaya a ir el resto de mi vida.

Llegando al final del encuentro, le pregunto si conoce a Lorna, la fan de Susana. “No”, me responde. Le muestro un video de ella tirándose un balde de agua en la cabeza. Me muero de risa. Él sonríe. “La amo. Es todo lo que está bien en la vida”, le digo. Le cuento también que le pedí agua al entrar porque empecé a tomar alcohol hace poco, y que me introdujo a esa bella actividad mi amiga Agostina, una noche de mayo en la que terminamos cagados de risa cantando “Endúlzame que soy Café” de Daniela.

– ¿Sabés quién es Daniela?
– No…
– Ay, deberías conocerla. Te voy a pasar la canción por Facebook.

Se hicieron las diez de la noche y me dio sueño. Le dije, “me voy”, porque sé que cuando uno dice eso, lo que queda es besarse, coger, y luego sí decir chau chau. Nos paramos y nos empezamos a besar. Muy lento. Muy al ritmo de la bossa nova de fondo. Me gusta pero no como para coger. Además hay un olor raro en el departamento. Olor a que está todo esterilizado. Su aliento también tiene ese olor. Olor a dentadura postiza recién higienizada.

– La pasé muy bien, espero verte de nuevo.
– Yo también. Hablamos, ¿dale?

Me fui del departamento. Jamás lo volveré a ver. De lo único que me arrepiento es de no haber sacado un arma y robarle todo a punta de pistola. Siempre quise robar un departamento. Está en mi lista de sueños por cumplir.

Conocen a Lorna, la fan de Susana Gimenez, ¿no? Es como un monstruo. Se tira un baldazo de agua fría y es COMO SI NADA, y su amigo no deja de filmarla. Los amo a los dos.

About Martín Cirio

16 comments

  1. Mi vida, Lorna, y su balde de promo de CIF!
    Viste q el profesorado sirve para aunque sea disfrazarse de culto un rato? Si fuera q te quedás te alentaría q te volvieras el chongo trofeo de Fernando, para q te llene de joyas y te compre chicha de calidad.
    Besote hermoso como vos.

  2. A ver si son tan generosos”.

  3. La amiga de Su se tiró un balde de agua calentita ,no me jodan.! La vida es ingrata no te da todo, culto y con plata pero viejo puaj.!

  4. tanta guita y dentadura postiza…puajete

  5. -Conocen a Lorna, la fan de Susana Gimenez, ¿no? Es como un monstruo.
    No puedo parar de reirme, sos un genioooo!!!!

  6. una pregunta: era Fernando de la Rua???
    Amo Lorna y su remera amarilla como las rosas que le gustan a Su. Viste como enfatiza *Isabel* Salomon para que no la confundamos con su hermana Beatriz… AMO AMO..

  7. Amo tus historias! Que gusto saber que estas de vuelta escribiendo y que pronto te hiras de viaje! Fijate que para mi luna de miel nos vamos a Bangkok y Phuket! Vas para esos lugares, verdad?

    • Papichulo, sí! Voy a estar por esos lugares. Cuando reserves los vuelos avisame así intento estar en esas fechas. Me encantaría que nos conocieramos en una isla de Tailandia. Podríamos hacer UNA FIESTA CON NIÑOS. Te amo hoy y siempre.

  8. TE AMAMOS LORNA !!!! como alguien puede no conocer a semejante especimen???

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *