Home / Ecuador / Dia 22: Guayaquil – Quito

Dia 22: Guayaquil – Quito

21.23 Chicos, fui a mear a un Burger aca en Guayaquil y no cerré bien la puerta. Entraron fácil 5 tipos que se fueron como indignados, después me di cuenta por qué. Había un espejo gigante en frente del inodoro y todos me vieron la chota. Salí del baño con la frente en alto. Diginisimo. Estaban todos esperando sentaditos al lado. Soy turista, forros, me la chupan todos. Vieron que el turista tiene impunidad. Cualquier cosa que me pregunten digo que en Uruguay es así. Ah, porque no les conté, pero siempre que hago algo horrible que hacer ver a todos los de mi país como cerdos, mal educados, etc, digo que soy de Uruguay, así los hago quedar mal a ellos.

Hay una avenida, la principal, que se llama 9 de Octubre. No saben la cantidad de gays que hay. Destapadisimos, descarados, semi travestis. Es el primer pais al que llego y todo es relajado. A la noche salen todos. Hay mucho levante. La formula es siempre la misma, miras a alguien, y si te mira el otro tambien, listo, sostenes la mirada y giras, te quedas parado, y si el otro hace lo mismo: AMOR. Lastima que son todas de una pasividad que me hacen ver a mi como rambo, totalmente activo. Así que imaginense.

Después de un viaje de 8 hs en el que me dormí todo al lado de un señor que me tocaba con su hombro y por momento temía que se estuviera masturbando. Llegué a Quito. Viajar solo es increible. Es distinto a estar con alguien porque siempre, por mas que estes lejos de tu pais, si estas con alguien todo se comparte y es mas facil. A veces no tenes ganas de sonreir y preguntar donde queda x lugar, entonces mandas al otro, pero estando solo no te queda otra.

Después de pagar 16 dolares la noche en Guayaquil, en Quito necesité recompensar y encontré un hostel a 5,60. Nada. Y esta bueno, está en la parte nueva de Quito, que es en donde no te roban y matan.

La parte historica es breathtaking. Vieron que siempre, cuando viajan, los timan diciendo que tal lugar es colonial bla bla, pero después vas y son tres cuadras nomás (tipo Colonia, Uruguay)? Bueno, esto es gigante. Es todo un barrio colonial, pero colonial que te hace sentir que en cualquier momento aparece un pirata colgado de una liana y te mea la cabeza. Es realmente muy lindo, medio Once igual los locales. Uno esperaria pasar por una casa construida en el 1500 y ver que venden artesanias, no corpiños y calzones.

Lo que me está pasando es que recorro todas las ciudades en 1 día y les juro que me es suficiente. Solo siento algo de nostalgia por Lima y Guayaquil, ciudades a las que volveré cuando me vaya para Chile en 20 días, pero todo lo que hay para ver, lo ves en un día. Me encantaría poder relajarme y decir “me quedo acá por 3 días” pero les juro que de repente me acostumbré a viajar así. Llego, busco hostel desesperado, encuentro, salgo a recorrer, como, conozco gente, me saco fotos saltando, y a otra ciudad! Todos los días amanezco en un lugar nuevo, dejo gente atras, recuerdos, charlas con gente que me parece increible y pienso “la puta madre, por qué vivimos todos tan lejos?”. Gente que sabes que no vas a volver a ver nunca más pero en ese momento, en esa charla, en ese salto para la foto, te conectas de una forma que sabés que te va a durar de por vida. Extraño un poco a Anusha (no se como carajo se escribe su nombre), la holandesa que conocí en Potosi. Ella recien debe andar por Machu Pichu. Yo en 2 días llego a Moscu.

No me den bola, estoy muy filosofico.

A las 19 hs me encuentro con un chico y vamos a ir por ahí. Ahora me voy a averiguar como carajo llegar a Tulcan mañana temprano, cruzar la frontera con Colombia para tomarme un micro que me lleve directo a Bogota, que estimo debe ser una ciudad gigante como para quedarse 4 o 5 días. Si sigo a este ritmo, vuelvo a Buenos Aires el 31 de Enero. No pasará. Antes que eso soy capaz de bajar todo por Brasil. Viajar me hace feliz, y siento que ahora no puedo medir en qué y cómo me está cambiando, pero sé que en un tiempo voy a poder verlo.

Ah, antes de irme les cuento que me hice un baño de crema y ahora tengo el pelo genial. No me bancaba más la estopa.

About Martín Cirio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *