Home / Pegamos reflexión / El comienzo de este viaje: Me cortaron la luz (2/4)

El comienzo de este viaje: Me cortaron la luz (2/4)

31 de junio 2014

Cortaron la luz en todos los departamentos B de mi edificio. Solo en los B, y yo, obviamente, vivo en el B. Me cago en dios. Quiero tener la libertad de por lo menos deprimirme y no puedo porque no tengo electricidad para escuchar música deprimente.

Cené fideos hechos con agua mineral y recién expulsé un zorullo enorme y tiré un bidón de agua en el inodoro para que se vaya. Por si fuera poco, estoy meando en una botella de Acquarius porque tampoco da tirar un bidón de agua mineral cada vez que se me ocurre ir al baño.

Ahora estoy sentado en el sillón escribiendo en una netbook que me prestó mi vieja. Está todo en penumbras. Solo entra la luz de la calle a través del balcón. Esa luz muestra la mugre que hay en el piso y hace todo más deprimente. Quiero bañarme pero no me resignaré a tirarme agua con una taza. Si hay algo más deprimente que no tener luz, es bañarse tirándose agua con una taza. Prefiero dormir sucio. Le preguntaría a la vieja de al lado si puedo bañarme en su casa pero desde que me puse a perforar paredes para colgar estantes me odia. Ok, lo hice a las tres de la mañana UN TANTO puesto. Cuando me tocó el timbre, en bata, enfurecida, le dije SEÑORA ESTAMOS HACIENDO REFORMAS y le cerré la puerta en la cara.

2 de julio 2014

Nacho estuvo viniendo a mi casa. Tuvimos charlas agotadoras, a veces desde las 20 hasta las 7 de la mañana, y después a trabajar con un dolor de cabeza tremendo. También nos mandamos audios de Whatsapp interminables. Nunca creí ser capaz de hablar solo durante treinta minutos. Él no se queda atrás. Me mandó un audio de una hora. Una hora fumándome al gordo hablar pausado y lento, usando el latiguillo “digamos” cada dos segundos. Intenta explicarme cada chat sexual con explicaciones diferentes que desembocan en: “me siento inseguro al lado tuyo”. Pero se pisa. Primero me dice algo, después cambia el discurso cuando ve que no funciona. Se confunde y se contradice. Es como si hiciera prueba y error a ver qué funciona conmigo. Como todo manipulador es inteligente, pero yo tengo AÑOS de novelas mexicanas. Me sé todas esas artimañas.

Estoy incursionando en nuevas tácticas de espionaje. Cada vez que va a bañarse o sale a comprar algo y se olvida el celular, SE LO REVIENTO. Me convertí en una de esas mujeres despeinadas de Mujeres Asesinas. Me falta tener diez gatos alrededor. Aún tiene instalado un programa similar a Tinder que se llama Sexy o no. No lo tiene en la pantalla principal sino más escondido. Leí en su Whatsapp que sus amigos dicen que soy un enfermo por haberle revisado su mail. O sea, yo soy el enfermo por revisarle el mail, no él por hacer todo lo que hizo. Cuando escucho el ruido de la puerta apago el celular y lo dejo exactamente en la posición que estaba.

Intenté perdonarlo pero nada es como antes. Me abraza y siento algo raro en el cuerpo. Estoy incómodo. Hay algo que está mal y aunque lo quiera tapar, no puedo. El otro día dormimos juntos y no pudimos coger por un problema que tuve. Me sentí mal y pensé, “seguro va a buscar a otro porque conmigo no pudo coger”. No puede ser que piense así. No puede ser que Nacho me haga sentir así de mal conmigo mismo y que esto afecte tanto mi seguridad en áreas de mi vida donde nunca tuve inseguridad. Siento que duermo con el enemigo. Por momentos pienso que voy a poder superarlo, pero después no, y después sí, y así. Es un círculo insoportable. Llego a las mismas conclusiones una y otra vez.

Ayer, luego de repetir el ritual del monólogo de ambos, se fue a su casa. Acordamos tomarnos una semana para pensar. Él se fue y yo agarré un budín Fantasy marmolado de cinco pesos, una botella de tequila, me senté en la computadora y le reventé las cuentas de mail y Facebook.

Tomar tequila y reventarle el mail es mi nuevo plan de sábado a la noche. Termino borracho, solo, cantando temas de Celine Dion.

Lo más jugoso de la reventada de mail de hoy es que creó otro perfil en Gaydar. Agarré el celular y lo llamé.

– No podías esperar ni un día, ¿no?
– ¿Qué hice ahora, amor?
– Te creaste otra cuenta en Gaydar, no te hagas el pelotudo.
– ¿Pero cómo sabés!!!??
– Nacho… SOY HACKER.

Silencio.

El gordo pelotudo piensa que en serio soy hacker y no se da cuenta de que no me da la cabeza para tanto. Simplemente tengo sus contraseñas y adiviné otra porque en estos días me convertí en un agente del FBI, y así descubrí que se creó un perfil en Gaydar que se llama “libreparavos”. Podría postularme para trabajar en la Interpol. En experiencia laboral pondría “Nacho” y su número de teléfono para que de referencias de lo bueno que soy como investigador. Soy el agente 86.

– Lo creé para vos! Te cuesta creer que te estoy celando a vos porque me importas y quiero ver si creaste un perfil en internet cuando me fui de tu casa. Acepta que te estoy celando porque te amo, Tincho!

4 de julio 2014

Mi amiga Agostina vino ayer a la noche. Tomamos tequila, nos pusimos en pedo, hicimos karaoke de Mariah Carey. Cantamos todas las baladas: My All, Against All Odds, y comimos pizza. Fue la despedida de una etapa de nuestra vida. Ella se va a India y yo me quedo acá. Ella se va a hacer lo que yo siempre quise hacer, irme a vivir aventuras por el mundo. Me mueve muchas cosas pero estoy anestesiado por todo lo que está pasando.

– Sabés que Nacho no creó ese perfil en Gaydar para buscarte a vos, no?

Me siento tan boludo. Es verdad. No lo hizo para buscarme a mi, y si lo hizo, ¿por qué entró a las 20 y luego a las 2 de la mañana? No tiene sentido. Las excusas se caen a pedazos. Podría plantearme la monogamia, pero no voy a prepararle la cena y pensar en cosas para sorprenderlo mientras él le está diciendo a otro que lo va a extrañar. Ay, dios, esto que acabo de escribir es re de mujer ama de casa. Soy una housewife total. Estoy a un paso de plancharle la ropa, pues ya se la lavo porque en su monoambiente marginal no tiene espacio para lavarropas.

En otro orden de cosas, pude devolver los pasajes. Bah, devolví 8 nomás porque hubo una reprogramación que rechacé. Desgraciadamente no pude devolver los 2 pasajes restantes, y Nacho no me va a devolver la plata, lo sé, pero bueno, al menos recuperé el 80%.

Creo que puedo encontrarle lo lindo a estar soltero de nuevo. Si a Agos le va bien en India capaz pueda irme a fin de año. Capaz lo hago por un año. Un año o dos viajando. Siempre quise hacer eso. Estuve viendo pasajes y encontré unos baratos para irme el 25 de diciembre a Egipto. Ya los reservé por 72 hs pero aún no compré nada. Nunca estuve frente a una decisión así. No tengo claro qué hacer.

No paro de escuchar Fighter de Christina Aguilera. La pongo en repeat y me siento una gorda luchadora. Por suerte se me terminó el tequila, sino terminaría llamándolo a Nacho al quinto shot y le cantaría esta canción a los gritos.

La tercera parte de esta historia ya fue posteada: La última vez que vi a mi ex (3/4)

About Martín Cirio

16 comments

  1. gordo sabandija

  2. Bendito tekila, mi corazón que bueno que todo eso pasó.

  3. sentime mamina, tu blos es GENIAL, pero no me quiero enterar en unos meses que volviste con el gordo sabandija, porque, todos sabemos, que a los psicópatas mentirosos infieles seriales LES AMAMOS CON LOCURA INSANA.

    • Jamás mametah, JAMÁS pues como BIEN DECÍS los psicópatas son BIUTIFUL LIARS pero…. bueno, pero nada, TENES RAZÓN, LOS AMAMOS, pero a este gordo nefasto solo quiero verlo perecer.

  4. Hago exactamente lo mismo que vos! Se va a bañar y le reviso el telefono, despues me siento con culpa, pero bueno, asi me entero todo, despues se me pasa..

  5. Así descubrí la que me hicieron a mí, y fue horrible. De esas sesiones de mocos y llantos interminables abrazando el inodoro, meninges que estallan, sintiendo que morís, escuchando en mi cabeza “The Right Man” de Christina. Y qué cosa hermosa el keylogger, tantos gordos desmoronándose gracias a ellos (siempre es un gordo nefasto). Llegué a pedir online su DNI (HORROR. Sí, es legal eso).
    ¿El garrón? Me cagó con mi mejor amiga, no tenía ni con quien hablar. Por gorda y boluda me pasó. Pero bueno, es bueno ver que muchos estuvimos en esa, menos desdicha.

    Eso sí, NO REINCIDAS, qué cosa que no lo vale este tipo.

    • Ay, no. Lo único que supera lo que me pasó a mi es que te pase CON TU MEJOR AMIGA. Qué terrible bajonazo debe haber sido. Espero que tampoco hayas reincidido y esos dos ENFERMOS se estén cagando mutuamente. Eso me reconforta, saber que no es que son felices sino que esa gente es SIEMPRE IGUAL.

      Te amo y bendigo.

  6. Leer tu blog es subirte a la montaña rusia de las emociones, me encanta! A veces los tipos no pueden más de boludos y tienen el culo tan sucio que se van a creer cualquier cosa que les digas, siempre van a terminar pisando el palito jajajaa! abrazo!

    • Los tipos son muy boludos O UNA ES MUY RÁPIDA. No entienden que sus mentiras de personas provenientes de provincias horrendas como Corrientes para nosotras son MONEDA CORRIENTE. Nos damos cuenta al toque.

      Besooos!

  7. Todos los días entro a ver tercera y cuarta parte y es todo desilución. :,(

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *