Home / Egipto / Año nuevo en Cairo: Amenaza de Bomba

Año nuevo en Cairo: Amenaza de Bomba

Estoy en la habitación del hostel y se escucha un ruido tremendo en la calle. Muchos gritos. Un chino que duerme al lado se levanta y va a ver, me mira con una sonrisa de oreja a oreja y me dice BOMB. Agarra su cámara y sale corriendo al balcón. Yo también. Nuestra habitación está en el piso cinco y todo ocurre justo abajo. Están vistiendo a un policía de Robocop mientras otra gente uniformada le da choques eléctricos a las personas que se acercan. La gente, incluido yo, está super excitada porque QUIEREN QUE EXPLOTE LA BOMBA. No queremos que sea falsa. Queremos bomba real, que explote, que vuele un edificio. Queremos festejar año nuevo a pura bomba. O qué se piensan? Qué en medio oriente tiramos cañitas voladoras? Ilusos. Acá te vuelo media ciudad.

Aparecen camiones hidratantes para sacar a la gente. El chino se mete en la habitación y me dice que cerremos las ventanas por si explota la bomba. Yo quiero ver. No me quiero encerrar. Además si explota ya está, nos morimos, no es que por cerrar la ventana nos vamos a salvar. Abro las ventanas de par en par y el chino grita NOOOO (con voz de chino) y se esconde abajo de la mesa. Creo que lo amo. Tiene el pelo llovido teñido color caoba, tipo señora. Quiero besarlo con lengua mas no lo haré pues #CHINITO.

Al final no es una bomba pero luego de un rato nos golpean la puerta y tenemos que evacuar el edificio. Se escuchan muchos gritos. La policía está reprimiendo y suenan alarmas. No entiendo si hay otra bomba o qué. Me llevo la mochila de mano que es donde tengo LAS COSAS DE VALOR. Si explota el hostel que se lleve mi ropa de maestra jardinera pero no la laptop.

Abajo es un caos y no podemos pasar la puerta salvo que queramos ser arrastrados por una masa de gente. La policía nos empuja para afuera pero no me muevo. Ni en sus sueños me voy a dejar arrastrar por esa masa de personas enardecidas. El chinito se aferra a mí. Le acaricio el pelo llovido pues amamos al chino con pelo llovido. Cosita, lo tendré bajo mi ala en honor a la china. Hiroka, china puta, esto lo hago por vos y por todos los chinos.

Se escuchan unos tiros y la gente se empieza a dispersar. Suenan flautas y música arabe. Hay risas. Esta gente es más bipolar que yo. ¿Ahora es todo fiesta? QUE EXPLOTE UNA BOMBA, POR DIOS. Quiero que el brazo explotado y mutilado de alguien me manche la cara de sangre y lo capture una cámara. Quiero ser famoso y salir en TELEFE noticias como: TRAVESTI ARGENTINA EN ATENTADO EN EL CAIRO. Quiero salir semi desnuda, con los pezones duros, a decir “estoy dañada”.

Volvemos a la habitación y cae el brasilero que conocí el primer día. Estoy feliz de verlo porque pensé que iba a pasar fin de año solo. Nos ponemos todos a hablar. Se suma un japones. Los cuatro estamos viajando solos y vamos a ir a festejar año nuevo a la plaza Tahrir, donde está el pueblo, donde está EVITA. Me encanta como cambia todo. Hace una hora estaba solo y pensé que iba a festejar año nuevo comiendo falafel en la calle y ahora estoy con estos tres chicos a los que ME AFERRARÉ y les chuparé la sangre como lo hice con la china.

Salimos a la calle y caminamos hacia la plaza Tahrir. Es un descontrol. No existen las leyes acá. Caminamos por el medio de la calle como todos y los autos nos pasan por al lado. Las motos van a los pedos. La clave es no mirar y no cuestionar nada, solo caminar.

Llegamos y un grupo de chicos nos rodea, sonríen, nos dicen happy new year y empieza una secuencia demencial de baile. Nos agarran a los cuatro de las manos y nos llevan entre la gente. Empiezan a bailar de una forma rara. Pienso que todo esto es porque ME QUIEREN ZAMPAR LA BILLETERA pero no, son buena onda. Me hacen gesto para que los imite y lo hago. Me siento un boludo, como esa gente que intenta bailar pero lo hace como el orto. Es que es muy rara su forma de bailar. Es tipo una tarantela, y luego hacen como que baten con las manos, onda música disco. No me importa nada e imito todo. Soy Rose en Titanic cuando Jack la lleva a la fiesta de la gente pobre. Intento buscar con la mirada a mis amigos del hostel pero los perdí de vista. Solo veo al brasilero. Los chinitos deben estar muertos flotando en el río Nilo a esta altura.

Me siento una CELEBRITI. Todos me sacan fotos, incluso algunos con cámara reflex que teóricamente son de diarios. Finalmente se me da. Soy LA FARAONA. El brasilero recibe atención mas no tanta pues #PielOscura. Yo blanquisimo albino recibo flashes de cámaras. Un chico me pregunta si me gusta la música en arabe. Se pone a cantar, me dice “ahora vos canta”. Le canto lo primero que se me viene a la cabeza que es Roar de Katy Perry. La Katy siempre en mi corazón. Sacan una botella de vodka y me la ponen en la boca, yo OBEDIENTE tomo, luego toman ellos. Uno de los chicos me agarra de la mano y me lleva corriendo a su moto, me subo y me lleva a dar una vuelta a toda velocidad. Soy una turista sueca total. Grito “LENTOOOOO” porque nos vamos a matar. Esto es salvaje, crudo, todos haciendo literalmente lo que quieren. Es genial. Nunca vi gente tan liberada. Por el 10% de lo que estamos haciendo iríamos presos en cualquier país.

Con el brasilero queremos recuperar a los chinos. Voy a hablarle a uno de nuestros nuevos amigos y me achino los ojos para que me entiendan.

– Boy or girl?
– Boy
– Sure? Not girl?
– No, no, it looks like a girl but it’s a boy (parece mujer pero es hombre)

La verdad que capaz tiene razón el chico árabe y el chinito es en realidad una chinita. Tiene pinta de hermafrodita. Estoy seguro de que si le bajo los pantalones le encuentro una vagina y un pito ínfimo de cinco centímetros.

Aparece solo el japones y nos dice que el chino se fue al hostel porque tiene que levantarse temprano.

Después de un rato intercambiamos números de celulares con todos y nos despedimos. Unos chicos me dicen que mañana a las dos de la tarde se van a juntar en la universidad a jugar juegos (¿sexuales?) y que vaya. Les digo que voy a ir pero la realidad es que no hablan inglés. Qué iríamos a hacer? Se lo cuento a Agostina y me dice: “esas son promesas de chicha, como cuando decís sisi mañana vamos a salir pero todos saben que es mentira”. Conozco muy bien las promesas de chicha. Son promesas de amistad eterna, de “boludaaa vayamonos en carpa un fin de semana!!”, “siiii!”, y luego jamás lo hacemos pues claramente es una idea de mierda.

Feliz año nuevo, amados míos. Ojalá se hayan puesto del orto y la hayan pasado genial. Les dejo un video SANDY REPORTERA.

About Martín Cirio

12 comments

  1. Por favor te lo pido hacé la gran M.I.A en Bad Girls de ir en un auto desvencijado DE COSTADO SOBRE DOS RUEDAS como la faraona que sos, allá hacen esas cosas porque son todos sodomitas.

  2. Chinitos de pelo shovido ♥ teñidos de colores imposibles pues sabemos que los chinos son todos iguales y vienen de pelo negro por default.

  3. Buenísima la aparición de Sandy Reportera, que haya más!
    Al final no contaste qué onda con el GORDO FAZTUOZO

  4. En la foto parecés una sueca total en Bolivia, rodeada por el pueblo #COMPROMETIDA. Quiero verte en el noticiero de CANAL NUEVE relatando el drama y -de paso- leyendo alguna entrada de tu diario íntimo 2001.

  5. “Son como monos”….. el telèfono del INADI por favor!

  6. Sos LA FARAONA, no hay dudas. A tu partida reemplazarán la cara de la esfinge por la de Sandy. Making history

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *