Home / Egipto / Mi primera vez con un chino

Mi primera vez con un chino

Cada tres días me encierro en el baño y lavo calzones, medias y remeras. Agarro el jabón de pan y friego y friego hasta dejar todo impecable. Luego salgo al balcón a colgar todo en perchas. Las medias y el toallón del Pato Donalds que me dio mi madre los cuelgo en una silla de plástico. Soy Xica Da Silva.

Cuando termino de colgar la ropa entra el brasilero, Caleb, y me dice que se va a Dahab, el Mar del Plata de los egipcios. Lo acompaño hasta la terminal de bus Turgoman, que parece abandonada, y nos sentamos a charlar hasta que sea la hora. Un kisquero pone el corán a todo volumen usando un parlante que satura el sonido. Vemos a dos mujeres bajar unas escaleras con valijas. “Mi mamá se escandalizó cuando le dije que iba a viajar solo con una mochila grande”, le digo. Me responde:

Es que no entienden que nosotros no somos turistas. Somos viajeros.

No les puedo explicar cuanto amo el concepto NOSOYTURISTASOYVIAJERO. A los que viajan se les infla el pecho mientras lo dicen y nosotros nos tenemos que fumar sus delirios de trotamundos. Luego vienen las frases del estilo: “viajar es en la única compra que te hace más rico”. Piensan que por quedarse en hostels están un paso más arriba que los que se quedan en el Hilton cuando en realidad si tuviéramos guita estaríamos todos en habitaciones individuales en un all inclusive en Cuba chupando sidra a lo loco.

Yo prefiero definirme como una prostituta rutera. Me describe mejor que turista o viajero.

Llega el bus. Nos hacemos los nostalgicos, los “fue genial todo lo que vivimos” pero a mí me chupa tres huevos y seguramente a él también. Nos abrazamos y se va. Salgo de Turgoman y vuelvo al hostel. La china / chino (pues aún no sé si es hombre o mujer) está acostada y me habla (la trataré en femenino de ahora en más). Le cuento que mi amiga Agostina está en Hong Kong.

– ¿Está viajando sola como vos?
– No no, viaja con un hombre con el que tiene sexo.

La china gira la cabeza y mira al japonés, se ríe, no entiende lo que acabo de decir.

– ¿QUÉ?
– Viaja con un hombre con el que tiene sexo, con uno que le come el avestruz.

Se sigue riendo y se shockea. Creo que la amo. China conservadora. Me cuesta imaginármela cogiendo. Con una mujer seguro que no. Tal vez si la puedo imaginar siendo sometida por un viejo vestido de cuero que le pone broches en los pezones.

Se hace la hora de tener mi cita con un Japonés que me dijo que se llama Ryan pero estoy seguro de que se llama Lee, pues es como en Argentina que todas las chinas se rebautizan y se ponen Teresa. Nunca cogí con un asiático pero me estoy dando cuenta de que los japoneses me calientan. O sea, si tienen millones de hijos por algo será.

Me voy a la estación de subte Attaba y lo espero ahí. Llega. Es un chino corpulento pero con una cara de chino tremenda. Boca chica, dientes chicos. Es raro porque la cara es grande y redonda, pero todo lo demás es chico. Agostina me dice que los chinos no son 3D como nosotros, sino 2D.

Ryan me lleva a un bar, pide shisha (ese aparato que usan para fumar) y backgamon. Todos los hombres juegan al dominó o al backgamon en los bares. A lo único que sé jugar yo es al Buscaminas del Windows y me llevó meses aprender. El backgamon es un juego horrendo y aburrido pero Ryan me lo vende como: “vas a ver que en un rato se pone emocionante”. Jamás se pone emocionante. Quiero perder rápido así nos vamos a coger.

Salimos del bar, cruzamos el río Nilo y nos tomamos un taxi hacia su casa. Me voy al baño a defecar y gracias a Allah él se pone frenético a tocar el piano. Aprovecho para tirarme pedos a lo loco y cagar sin ningún tapujo. El momento de cagar en baño ajeno siempre es incómodo pues no me gusta que me escuchen tirarme pedos antes de coger. A veces pienso en no cagar directamente mas no quiero dejarle cobertura.

Tiro la cadena, me limpio el ogt y salgo. Lo abrazo de atrás. Él sigue tocando el piano. Yo le toco su micropene de 10 centímetros. Vamos a la cama. Es muy bello el momento que estamos viviendo. Lo beso apasionadamente y cuando me le siento encima hace CARA DE CHINO. No sé cómo describirla. Cierra los ojos y la boca con mucha fuerza y de repente no tiene más facciones. Su cara se convierte en una gran galleta. Mientras lo cabalgo como toda una jineta en lo único que puedo pensar es en:

ME ESTOY COGIENDO UN CHINO.

Acabamos y nos quedamos abrazados, enamorados. Nos contamos experiencias bizarras de couchsurfing pues #VIAJEROS.

Cuando ya no da para más le digo que me tengo que ir. Me acompaña a tomarme un microbus de vuelta a Cairo. Llego a Midan Tahrir y lo primero que hago es comprar algo para comer. Son las nueve de la noche y no comí nada en todo el día. Esto es genial para mi dieta y para mi bolsillo. Estoy perdiendo peso muy rápido y amo.

Ahora sí le doy la correcta bienvenida a este 2015, a pura cabalgata.

About Martín Cirio

29 comments

  1. Una cosmopolita del sexo! Seguro le diste al Xino lo que le hacía falta… un poco de amor latino o casi…

  2. Era cierta lafama del chino pitocorto entonces!!!
    Nunca estuve con uno, si ya tenia miedo a que se les transforme en galleta la cara ahora es pánico!!

  3. Primer comentario que te dejo, pero te sigo hace rato. Me haces reír tanto Martín! Leo un # y te imagino haciéndolo como en los videos. Sos una shegua hermosa!
    El pene del chino fue una muestra gratis, seguí degustando 😉

  4. Me reí tanto…de tu post y de los comentarios, jaja

  5. Punto para el ponja que se puso a tocar el piano PORQUE SABÍA que ibas a cagar. #dandy

  6. Q lindo comienzo de año!!!! amé la frase “Yo prefiero definirme como una prostituta rutera.”
    me impresionó un poco el imaginarme la cara del chino sin facciones, solo una gran redondez de piel… peor debe haber sido verlo!!! 😀
    besos y seguí con tus locas aventuras!!!!!

  7. Los munipas que nos quedamos en enero en Buenos Aires y no sabemos cómo dibujar las 8 horas en la oficina estamos muy emocionados con tu blog. TE AMAMOS MARTÍN.

    • Te leo y siento que te amo. Puedo verte ahí LASCIVA, con una bufanda tejida a mano con MUXA PELOTITA, leyendome. Si dije bufanda porque imagino que en la oficina estatal tienen ventiladores turbo por todos lados.

  8. El plato egipcio parece tentador.
    El chino… no tanto. Pero yo realmente creo que todo nos hace más ricos.
    Dale! agarrá la lista, buscá ‘cojerse a un chino’ y clavale un hermoso DONE! jajajajaj

    • Querida lectora, COGERSE A UN XINO es algo que debe estar en la lista de todos nosotros, como COGERSE UN SORDOMUDO. Lo tildo pues ya lo hice. Me falta cogerme un oso y un sordomudo. Te amo. Kushari es lo más rico del mundo.

  9. viajero… no turista, cuánta razón! Te dejo una frase de un fellow “viajero no turista” que encontré en facebook (fuente infinita de frases de libros de autoayuda siempre escritos con reglas de puntuación aleatorias), que te va a iluminar el resto de tu recorrido.

    “En el camino aprendí : que si te vas a calentar , que sea al sol. que si vas a engañar ,que sea a tu estomago. si vas a llorar ,que sea de alegría . si vas a mentir ,que sea tu edad. si vas a robar ,que sea un beso.y si tenes que perder ..que sea el miedo.”

    😉

  10. Estoy enloquecida con tus aventuras viajeras por el mundo, sos nuestro Iván de Pineda!!! (bueno, es nuestro también pero a vos te amamos)

    Yo tb leo los hashtags pensando en tu voz y tu mirada a cámara haciendo los deditos sharp <3
    Quiero ir por la vida hablando como Sandy y produciendo hashtags mientras miro a cámaras de seguridad.

    tenés que hacer una investigación multicultural "caras y medidas étnicas durante el acto secsual".

    • Amo que leas los hashtags con la imagen mía haciéndolos pues es exactamente de la forma en que espero que sean leídos.

      Quiero crear ESTADISTICAS SEXUALES, como lo hacía Néstor, pero con sexo.

      Te amo.

  11. yo lo unico que pienso en en la cara de mamita cuando te lee! aparte de reirme tantooo!!!!!!!!!
    karinaaaaaaaaaaaaaaa! ya te estoy amando!!! jajajaja

  12. Casi baño El celular de la coca cola que estaba tomando en la parte de #chinocaradegalleta. Amo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *