Home / Egipto / 2 miligramos de Clonazepan, por favor

2 miligramos de Clonazepan, por favor

El gordo bueno está roncando. Tiene los cachetes rosas y las tetitas en cono con los pezones duros. Perdón pues sé que todos se están imaginando las tetas en cono, pero si es un asco para ustedes, imaginen lo que es para mí que tengo que verlo. Y no, no sean desquiciados, no puedo sacarle foto porque el xinoxina está despierto y debo ser sigiloso.

Me levanto, me lavo los dientes y me voy a comprar el desayuno: esas tortas fritas demenciales que luego expulso de manera anal. Camino por la calle y escucho Mariah Carey. Una nena me para, me toca la pierna y zarandea unos paquetes de pañuelos descartables. Me pregunto qué querrá. Mueve los labios pero tengo la música muy fuerte como para escucharla. Me imagino que dice, “señor, soy una niña muy rica y no necesito dinero”. Awwww, mi vida. Se acercó a saludarme. Le toco la cara y sigo caminando.

Me meto en el subte. Es hora pico y entro como puedo. Me persigo pensando que me van a robar la billetera y no me voy a dar cuenta. No tengo espacio ni para bajar la cabeza y chequear. Y no puedo mover las manos tampoco. Cuando llego a la estación a la que voy toda la horda de gente me arrastra muy violentamente. Unos pibes salen del subte empujando a todos, muertos de risa, y la ligo yo de atrás. Un chico me da de lleno en la espalda y me dispara afuera del subte. Caigo al suelo. Tengo los ojos inyectados en sangre de las ganas de matar que tengo. Me doy vuelta y grito ALLAH AKBHAR! La gente me mira. Soy un idiota. Acabo de gritar “Allah es el más grande!”. Una locura total. Imaginen caerse afuera del subte y gritar eso. Lo que en realidad quería hacer era putear para que supieran el odio sin igual que me despiertan y mis ganas locas de matarlos. Quería gritar HARAAAM (PECADOOO), que es lo más cercano a “fuck you” que conozco.

Un tipo me ayuda a levantarme y me pregunta algo. Supongo que será “¿estás bien?”. Me da un pañuelo para limpiarme la sangre de la mano. Le agradezco y camino hacia las escaleras para salir. Me siento mal. Tengo ganas de llorar pues #Vulnerable. Cairo es la mejor ciudad del mundo pero puede ser una mierda también.

Salgo del subte y me voy para el otro lado porque no estoy de humor para visitar un mercado y hacerme el simpático. Prefiero caminar al lado del Río Nilo. Escucho una canción tremenda de las Spice Girls que siempre me dispara REFLEXIÓN PROFUNDA y me hace llorar pues #Xica. Es lo más cursi y digno de mi diario íntimo de cuando tenía 17 años. Se llama “Let love lead the way” (deja que el amor guie el camino) y habla de nada, obvio. Es una canción de las Spice, ¿qué esperan? ¿Que hable de la opresión de las mujeres en medio oriente? Yo le encuentro sentido a cualquier cosa, por eso me llega y me hace llorar.

Desde que pisé Cairo que hay algo que es distinto. No está la china puta ni nada de lo que estaba cuando vine la primera vez. Pero no es eso lo que me hace estar así porque igual la estoy pasando bien. Me pasa algo tremendo que es que todos los días, en algún momento, me pregunto:

¿Para qué?

Y lo pongo en rojo y grande porque es la gran pregunta de este viaje.

Lo tenía muy claro antes de viajar y hasta me hice una lista de cosas que quería hacer pero ahora que estoy acá esa lista no es tan fuerte como pensaba. Y pienso que todo lo que estoy haciendo acá lo podría hacer en Buenos Aires también. Hay algo que me está faltando y no sé qué es. Si no tengo un objetivo para viajar, algo que pueda hacer únicamente viajando, ¿para qué viajo?

Es que este viaje lo siento distinto desde el día cero. No lo siento como turismo sino como un cambio a una vida nómade. Sé que estoy en el proceso y que los procesos son siempre difíciles, sobre todo cuando dejas todo, a tus amigos, tu trabajo, tu casa, tu rutina.

Hay momentos en que siento que todo está bien y que vale la pena, y otros en los que pienso, “con toda la guita que tengo ahorrada puedo volver a Buenos Aires, alquilar un departamento, comprar muebles FASTUOSOS y empezar de cero”. Si paso los dólares ahorrados a pesos tengo alta fortuna, chicos.

Agostina me cuenta sobre lo mal que la pasó en Nueva Delhi al principio, y yo lo recuerdo, claro, si nos mandamos audios todo el tiempo. Somos como una pareja sin sexo. Es mi hermana. Sé todo lo que le pasa.

Estoy por cruzar la calle y unos chicos se me acercan a hablarme. Me piden una foto. Les digo, “ahora una con mi cámara”. Pienso que la voy a poner (jiji) en algún post titulado: SEXO SADOMASOQUISTA EN EGIPTO. Me río solo pues soy muy ocurrente. Me dan la mano, tres besos, como se hace en Egipto, y uno saca un chocolate del bolsillo y me lo regala.

A veces pienso que tendría que haber elegido otro lugar para ir, uno en el que todo sea nuevo, pero por estas cosas volví a Egipto. Aunque no esté la china, aunque no esté el hostel de Dina ni toda la gente que conocí, estoy yo, y está Egipto.

Se me acerca otra niña a zarandear pañuelos. Mi amor, me la como a besos. Mueve la boca pero estoy escuchando a las Spice Girls. “Part of me cries, part of me laughs, part of me wants to question why”, me dice. Habla inglés y canta igual que las Spice. Le acaricio el pelo, le sonrío, y sigo caminando.

About Martín Cirio

19 comments

  1. ansiolíticos para todos y todas!

  2. Impecable, un post redactado por un verdadero escritor.

  3. Un post medio depre pero siempre es necesario reflexionar, pues #profundas. Beso grande 🙂

  4. Sexo interracial no podría ser una buena respuesta al para qué? NI PIENSES en volver, un depto acá podes alquilarlo cuando se
    te cante, seguí moviendo el culo por el mundo faraona.

  5. Al principio siempre es dificil pero no se pone bueno, hay que aguantar nomas!

    • Eso espero mamita pues a veces me pegaría tanto un tiro, pero luego algo pasa y todo cambia, y luego vuelvo a estar del orto Y ASÍ INFINITAMENTE. Es demencial. Quiero dejar de ser tan xika y ser un hombre normal con las hormonas tranquilas.

  6. *se pone bueno. lapsus

  7. Más melancólico que depre, al menos para mi.
    Igual madre, ante cualquier bajón, música, peluca y acá no ha pasado nada!

  8. Es 100% normal que te sientas así. A las 3 semanas en un viaje es cuando te das cuenta de que estas lejos, que estas en un lugar extraño y te agarra una nostalgia tremenda. Básicamente estás como una chica indispuesta llena de SENTIMIENTOS y DRAMATIZANDO todo al triple.

    Ya va a pasar, pero por acá amamos el DRAMA y la MELANCOLIA de tu escritura así que te bancamos! Aguantá un poco más, se viene lo mejor.

    • Soy una xika llena de EMOCIONES y SENTIMIENTOS que necesito compartir pues siento que mi blog es como UN PIJAMA PARTY lleno de xikos xikas y todos compartirmos NUESTROS SENTIMIENTOS y luego hacemos guerra de almohadas, semi desnudas.

      Sé que se viene lo mejor, TENDRÉ FE pues #Religiosa.

  9. Todos los dias espero tu actualización . Gracias por todo FARAONA .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *