Home / Egipto / Peligro en el hostel: la vuelta del armenio secuestrador

Peligro en el hostel: la vuelta del armenio secuestrador

Nunca les conté cómo terminó la historia con este chorro. Bueno, sientense EN MI REGAZO que les contaré un cuentito.

El día siguente que me pidió la plata el tipo DESAPARECIÓ. Entré en la habitación a buscar algo y su cama estaba hecha. No estaba ni su valija ni sus cochinas cosas. Al ver eso me alegré de una forma que no puedo explicarles y me fui a coger con el viejo lascivo musulmán del que ya hablé.

Hoy me levanto temprano y salgo a comprar el desayuno. Cuando vuelvo, abro la puerta del ascensor pero hay alguien. Le digo “perdón” pues #Sumisa y vuelvo a cerrar la puerta. “No no, está bien, subí”. Entro al ascensor y está el armenio con la misma cara de secuestro y ese aliento espeso de siempre, con esos dientes enormes que no le dejan cerrar la boca cuando no está hablando.

– Seguís en Cairo, man, qué bueno. Yo estuve en Luxor.
– Ah (No, no te voy a preguntar “¿Y cómo la pasaste? ¿Qué hiciste? Si tuviera un arma te pegaría un tiro acá mismo).
– ¿Qué estuviste haciendo? ¿Cuánto tiempo vas a a seguir en Cairo?

Dios mío, dejame en paz. Sé perfectamente que esas preguntas no surgen de ningún interés genuino.

Este armenio es la peor criatura que existe en un hostel: el que quiere ser tu amigo a la fuerza. Pero sé que su plan maestro es otro: robarme y secuestrarme. Sus artimañas de amateur no surten efecto en mí, que soy una persona que le ha robado a la china puta 100 dólares, se los devolví porque me arrepentí de robárselos, y luego se los volví a robar cuando me arrepentí de habérselos devuelto.

Llegamos al quinto piso, el hostel. Sale del ascensor y veo que solo tiene una valija de mano. Este tipo no está viajando por el mundo, lo sé. Me mintió cuando me lo dijo. Tengo que averiguar cuál es su verdadera historia. Por un lado me gustaría que fuera un simple turista, o un viajeronoturista, pero por dentro, NO LES MENTIRÉ, amados míos, quiero que sea un loco asesino que huye de la policía y roba gente en los hostels. No quiero vivir una vida que no esté rodeada de drama.

Yo salgo atrás de él y me meto en la habitación rápido a sacar la mochila con la laptop. Me rompe mucho las pelotas tener que cuidarme tanto adentro del hostel, que debería ser mi casa, pero no me queda otra. Cuando salgo me lo cruzo, “hey, ¿a dónde vas?”. “A trabajar”. Veo que ocupa la cama que está al lado de la mía y me dice algo más que no entiendo porque habla con voz de que le pusieron vino en la mamadera cuando era bebé y quedó medio mogólico. Voz de reo, de macho camionero que abandonó la primaria en tercer grado. Salgo de la habitación y me siento en una mesa en la recepción. Se me acerca.

– Te voy a mostrar una foto que saqué en Luxor jugando con un cocodrilo.

Me muestra una foto de un cocodrilo bebé con la trompa atada y este subnormal alzándolo como trofeo de guerra.

– Qué espanto.
– Hey, por qué decís eso?

Me pongo auriculares.

– Disculpame, voy a seguir mirando la película que estaba viendo.
– Pero no ibas a trabajar?
– SOY BIPOLAR. Ahora miraré película.

Abro una porno genial de un pendejo que va a ver a un tarotista y el tipo le dice que en las cartas sale que va a conocer a un hombre mayor que le va a brindar un momento de placer, y segundos más tarde se lo está brindando arriba de una ouija.

El armenio me recuerda a Paula, una chica con la que cursé cinco años que tenía unas ganas terribles de hacer amigos pero tenía un aliento de mierda. Se me acercaba y me decía MARTUUU y me abrazaba. Cada vez que alguien me dice “Martu” muere el niño Jesús y no resucita. Paula me contaba sus dramas amorosos. Una vez me dijo que conoció a un tipo en un boliche y quedaron que el día siguiente iba a ir a su casa a hacerle EL AMOR, pero el tipo nunca apareció y la bloqueó de Whatsapp.

– En el boliche se dieron un beso lascivo DE LENGUA?
– Sí.

Cuando me dijo “sí” entendí por qué un tipo dejaría pasar una oportunidad de coger. Si Paula tenía un aliento digno del mismísimo infierno un día cualquiera, en plena cursada y viniendo de su casa, imaginen con alcohol fermentado encima. Le debe haber dado un beso que lo dejó mambeado durante tres días y le hizo perder la memoria.

Este chico es Paula. En todo sentido. Tiene mal aliento, es pesado, quiere forzar amistad. Es un denso infumable que si muriera le haría un favor al universo. O sea, tantas muertes de inocentes en el mundo y este tipo sigue vivo.

Pasan las horas y voy al restaurant que está en frente al hostel. ¿A quién creen que me encuentro? Al gordo tetas en cono, por supuesto. Este restaurant es su segundo hogar. Pido dos pechugas de pollo con ketchup y él dos huevos fritos envueltos en una masa llena de harina y una Coca Cola de dos litros. “Nunca ensalada con agua mineral”. El gordo se ríe. Me cuenta que tuvo que salir del hostel porque el armenio no para de acosarlo y preguntarle cosas privadas. Le preguntó cuánta plata lleva y cuánto tiempo piensa estar en Cairo.

Volvemos al hostel y y nos sentamos a comer. El xinoxina aparece y se pone al lado mío.

– No confío en el huésped nuevo, primero me dijo que era de Gran Bretaña pero cuando le pregunté de qué lugar no supo responderme.
– Yo tampoco confío, xinoxina, pero no te preocupes. Estoy acá para protegerte.

El armenio está juntando información para conocernos y hacer algo siniestro, pero no sabe que se metió con LA FARAONA. Voy a averiguar la historia de este tipo aunque tenga que hacerme amigo y besarle los dientes enormes que tiene, y para eso he fundado un grupo comando: LOS ÁNGELES DE LA XINOXINA.

xina s angels a2
El xino con anteojos no es el gordo tetas en cono, es solo otro xino.

 

About Martín Cirio

31 comments

  1. Te amo MARTUUUUU
    Me reí en voz alta con tu grupo comando.

  2. Diva divina tenias q elegir Dubai con todo el glamour q necesitas….aunque vamos a decir la verdad…las historias de ese hostel valen Oro.!! Jaja

  3. jajajajaja sos muy lo más… el broche final de la foto, ADORÉ!

  4. no quiero vivir una vida que no esté rodeada de drama jaaa

  5. “O sea, tantas muertes de inocentes en el mundo y este tipo sigue vivo”. Martín, eres lo más.

  6. Morí con el poster final. Sos lo todo. Pd: sacale una foto al armenio así difundimos si desaparecés!

  7. Estpy hiperventilando de emocion y me voy a imprimir el poster los Xinoxinas Angels es obvio.

  8. En la primera foto parece que la XINOXINA quiere tantearte. Digo, de pronto, me parece. Cuidate de ese ser del averno.

  9. Necesitamos fotografías del ARMENIO ASESINO para poner en los noticieros si te llega a pasar algo. Cuidala mucho a la xinoxina.

    PD.: el chino random tiene un termo entre las piernas. Literalmente.

  10. No puedo parar de colocar el “pues #” en cada frase que pronuncio, pues #soytufana FARAONA!!!

  11. Hola Martín! Nunca tuve la oportunidad de decir adiós depues que volví a Brasil.
    ¡Sus relatos son fantásticos! Eres muy divertido.
    Espero que venzan la batalla contra el Armenio Secuestrador. Jaja

    • Caleb! Cómo estás? Te iba a escribir en tu facebook algo y me olvidé. No nos pudimos despedir en el hostel. Te fuiste antes de que yo volviera. Abrazo grande! Daremos batalla al armenio secuestrador 😛

  12. Amo Martín buscando dramassssss. Ahora muy en serio cuidate haaarmosoo, se que obvio sabes hacerlo pero tus fans te súper rogamos que dobles el cuidado.
    En otros temas, me alegras este enero del ortisimo.
    Xo xo

  13. Te leía en silencio pues me aturden y me hacen arder en celos todas las xiruzas de tus nuevas fans. Pero mi amor por vos Sandra hacen que vuelva a comentar.

    • Sé que estabas en la oscuridad pues una es muy de acechar DETRÁS DE UN ÁRBOL. Lo que siento por vos es DIFERENTE, ok??? Con vos laburaba en el call center y aspiraba cameruza del headset. Nos conocemos DE LAS VIEJAS ÉPOCAS y eso nadie lo borrará. Ahora si me dispensas me iré a comer pues todo este DRAMA me provocó hambre.

  14. Esta bella comunidad ama a la gente xina.

  15. Amé epígrafe. Quiero fotos del xinotetasdecono.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *