Home / Bolivia / Día 7: Uyuni – Potosi

Día 7: Uyuni – Potosi

Ayer me fui a dar vueltas y llegué al hotel con un humor del orto, así que alquilé una habitación privada regateando. Ahora regateo todo pero mi problema es que no tengo mucho criterio con respecto a en donde hacerlo y en donde no. A mi me dijeron que en Bolivia se regatea y yo me lo tomo muy en serio. Entro en un banco y regateo, les juro, la gente me contesta como el orto, pero yo pongo cara de piedra y con mi mejor sonrisa digo “bueno bueno, chau!”.

Como regatee, me dieron LA PEOR habitación. Todas tenian ventanales gigantes pero la mia era un sucucho sin ventanas y mucho olor  naftalina.

A pesar de mi humor, ni en pedo iba a arruinar mi estadía en Buge, digo, Uyuni. Puse Anahi a todo volumen en mi Blackberry con unos parlantitos choreados, y tuve mi primer proper shower desde que llegué. Me corté las uñas y me pasé hisopo. Saqué tanta cera que decidí hacer velitas y vederlas en el camino. Además me cambié las zapatillas esas de pobre que traje. Me puse unas Converse. Las otras son re de chica de limpieza. Las traje porque pensé que para subir cerros iban a ser utiles.

Me cambié la ropa, me miré al espejo y escribi con un labial “hoy voy a conocer al amor de mi vida”. Salí. Conclusión? Me levanté un bolivianito “”””lindo”””” (o sea, no gordo petiso y horrible), y terminé en un lugarsucho cantando temas del grupo Sombras y Rafaga. Aca en Bolivia pasan mucha musica argentina de los 90 y aunque me haga el chico pop, me sé todos los temas de cumbia de esa época. Me quedaron de cuando estba en la secundaria y hacíamos fiestas en alguna terraza con vino Termidor. Si, yo iba a esas fiestas. Cuando uno es adolescente es más amplio. Hoy no te piso algo así ni en pedo.

Tipo 3 de la mañana me aferré a otro chico y comenzamos a chapar. Enamoradisimos estabamos. Nos abrazabamos, nos acariciabamos el pelo y nos mirabamos en la oscuridad mientras de fondo sonaba “tengo el alma en pedazos, ya no aguanto esta pena, tanto tiempo sin verte, es como una condenaaaa”. Yo estaba tan alzado que me hubiese frotado hasta con una alfombra, como una perra en celo. En un momento me dijo algo de ir para mi hotel pero una luz iluminó su cara y yo cerré los ojos bien fuerte y continué chapando, porque sabía que si los abría, me iba a querer morir, así que me hice el “no me gusta coger en la primera cita” y lo abracé bien fuerte mientras le susurraba al oido que lo amaba.

No es que me haga el exquisito. No no. Todos tenemos un peruano en el placard. TODOS. Yo no voy a decir que siempre estuve con gente decente porque no es verdad. Me acosté con dos hijos del sol. Imposible decidir cual era más marginal. Uno era obrero y me acuerdo que cogimos en su pensión, en un colchón en el suelo, lleno de ollas alrededor y con una tele con much music de fondo. Mejor sexo ever. El otro con el que estuve vendía ropa en Retiro, y me decía que estaba enamorado. Yo también estaba enamorado, pero de su pene. Los peruanos se te enamoran al toque. Además este me quería conquistar regalandome ropa “adidas”, era lo más. Yo le decía no no pero recibía toda la ropa, obvio, 2002, recuerdan? Crisis total en Argentina. Después me persiguió por algún tiempo hasta que me aburrió y le dije que si no me dejaba en paz le iba a meter un palo electrificado en el orto y lo iba a matar. Se calmó. Ahora lo tengo en el msn y me cuenta que estudia joyería. Cosita, me lo como a besos. Piensa que va a progresar.

Aun los recuerdo. Los dos amores de mi vida.

Lo genial de coger con gente pobre y marginal es que descargan toda su furia social en la cama. Son como animalitos en epoca de apareamiento. La gente con guita no sabe coger y es re convencional. Un peruano de ley te cachetea la cara con la pija, entienden? Te desperta así, a pijazos en la cara.

Espero que mi mamá no esté leyendo este blog.

10.10 Me acabo de chorear papel higienico del hotel.

11.15 Estoy yendo para Potosi. Voy a pasar año nuevo allá. No sé en donde pero hoy me levanté renovado. La pasé tan bien anoche que aunque hoy haya dormido 3 hs, estoy feliz.

20.05 Potosi es hermoso. Cuando llegué me quería morir porque parecía más Budge, pero tiene mucha vida y lugares realmente hermosos. Hice todo un camino con una pareja de alemanes muy copada, pero después me fui en busca de un hostel para poder conocer gente y salir de joda a la noche. En la calle me interceptaron dos francesas tortas y estuvimos recorriendo la ciudad. Estoy muy feliz de pasar esta noche con ellas. No puedo creer toda la gente que estoy conociendo. Este viaje es mágico.

21.00 Estoy en la habitación más marginal que vi en mi vida. Si no supiera que hoy voy a volver a cualquier hora y casi no voy a dormir, me pegaría un tiro.

(Zapatillas de señora quie limpia)

About Martín Cirio

2 comments

  1. Necesito que nos casemos urgente.

  2. Debo decir que lloraba de angustia cuando veía ese calzado de servidumbre en los posts previos.
    Suya,
    Alabama.-

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *