Home / Egipto / Dia 13: Siwa Oasis

Dia 13: Siwa Oasis

Fin del día 12:

20.00 Estoy en el subte yendo para Turgoman Station a tomarme el bondi a Siwa Oasis. Estoy triste pero no lo suficiente como para pagar un taxi. La partida del hostel fue muy difícil. Me abrace con todos y lloré mucho. Le escribí una carta a los dos recepcionistas con cosas tan cursis que harían ver a Celine Dion como una cantante de heavy metal. Recuerdo algunas frases como my heart is full of love now. Es cursi, pero es lo que siento. Tengo el alma llena.

Mientras caminaba por la calle las lágrimas se me caían solas. Parecía Marimar, con mis harapos y mis mochilas, caminando hasta la estación de subte Attaba. Ya está. Es lo que tengo que hacer. No le voy a dar más vueltas. Siento que dejo una parte de mi acá. Nunca me pasó en ningún otro lugar de los que estuve.

21.30 Este micro del orto está hiper demorado y yo me estoy cagando de sueño. La gente que está sentada al lado mío me da miedo. Parecen todos tipos sentenciados esperando que venga el camión que los lleve a la cárcel. Mucho negro de Sudán.

23.00 Tengo el asiento 21 que es el que tiene ventanilla. Lo sé porque le repetí 20 veces al boletero “window seat”. Hay un terrorista sentado en mi lugar que se hace el pelotudo y me señala que mi asiento es el de al lado. Si, forro, y también creo en la virgen desatanudos. Llamo a uno del bondi y, adelante del terrorista, le pregunto. Intercambian unas palabras en árabe y, de mala gana, me deja el lugar. I’m sorry for you, querida. Move over. Estaré triste pero no me convertí en un boludito. Acá en Egipto te descuidas dos segundos y ya te están engrampando.

Si me dispensan, me voy a poner mi antifaz y voy a dormir. No doy más. Día muy intenso.

Día 13:

05.00 Por dios, el frío que hace. Y yo que pensaba hacer un tour y dormir una noche en el desierto. Ni en pedo. Es inhumano. Estoy a dos grados de que me agarre hipotermia. Tengo la nariz helada.

06.00 Esta gente no tiene paz. Están todo el día con el Corán. Lo ponen en todos lados. Ya no tengo sueño así que sacó las manos del bolsillo y agarro el mp3. Escucho Marcela Morelo y recuerdo que con Agos, el año pasado, más o menos en esta misma fecha, estábamos drogadisimos en la terraza del hostel en La Paz, Bolivia, bailando estas canciones. Nos sentíamos en Ibiza. Me enecantaria tener rivotril o ácido, pero me olvide el kit de emergencia en casa, la puta madre. Me tengo que fumar mi estado de ánimo sin ninguna alteración. Escucharé Belinda.

10.29 Ya estoy en mi habitación en Siwa Oasis. Me costó 30 pounds (5 dólares) así que imagínense lo que es. Tiene baño privado así que debe ser la más lujosa de todas. No me quiero imaginar cómo deben ser las otras. Para que se den una idea, el vanitory esta al lado de la cama, y la ducha da al inodoro, así que si me descuido y no aprieto el botón, cuando me bañe van a salir los soretes flotando.

Mañana a la noche parto hacia Alexandria (en árabe: eskendria. Qué info útil que les doy, eh). Estos dos días me los voy a tomar tranqui. Voy a salir a recorrer, mirar Grey’s Anatomy y tratar de procesar todo lo que fue Cairo para poder continuar bien.

16.02 Corrección, hoy mismo parto para Alexandria. Siwa Oasis es un atrapa turistas. O sea, está bueno si queres hacer cosas en el desierto. Hay miles de tours, pero ni loco duermo en el desierto con el frío que hace. Si te quedas en la ciudad, lo único bueno para hacer es ponerse en el medio de la calle hasta que un auto te atropelle y con suerte te mate. Es un pueblo sin atractivo, salvo el fuerte Shali y todas las casas de barro que parecen sacadas de un cuento de las mil y una noches.

16.33 Estoy caminando al Oracle of Alexander, donde se supone que fue Alexander the Great a preguntar si Lía Crucet iba a ser la enviada del Sai Baba. Estoy literalmente en el medio del oasis, con palmeras por todos lados y creo que estoy un tanto perdido. Pregunté cómo se dice Oracle of Alexander en Árabe por si esto pasaba y tenía que preguntarle a los lugareños. Me dijeron pero ya me olvidé. Algo de eskander. La poca gente que me cruzo en estas palmeras me mira raro cada vez que pregunto. Capaz estoy diciendo “vagina papuda”. Estoy encomendado a Osiris una vez más. Igual estoy bien. Camino y escucho Marta Sánchez. Tenes razón Marta, tiempo al tiempo, con el tiempo curan las heridas. Voy a relajarme y dejar que pase eso, tiempo. Las cosas van a volver a estar bien.

16.57 En Egipto te tiras un pedo y te cobran 50 pounds o 25 si mostras carnet de estudiante. Te cobran absolutamente todo.

17.11 Acabo de salir del Oracle of Alexander. increíble pensar que eso en algún momento funcionó. Es gigante. El flaco que labura ahí, 23 años aprox, me hablaba y miraba la boca. Puto. Tiene los dientes manchados así que nada ocurrirá. Me pregunta cosas de Argentina. Pésimo inglés. Es tremendo pensar que hasta la segunda guerra mundial existía el casamiento gay en Siwa. Era normal y abierto. No se ocultaban. Ahora está todo prohibido como en el resto de Egipto.

19.09 A las 22 sale el micro para Alexandria. Pensé en volver a Cairo pero posta, a qué volvería? los que hicieron que Cairo fuera Cairo ya no están.

22.13 Estoy arriba del micro escuchando Gracias a Dios de Thalia. Acepté la invitación de un flaco y me quedo en su casa mientras esté en Alexandria. Quizás termino muerto o en una red de trata de blancas. Quizás garcho a lo loco.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=D49kl43KYr8]

 

1

About Martín Cirio

2 comments

  1. Sin noticias de la china no es lo mismo tu blog. Aceptalo. Te opaco absolutamente….

  2. La China es Wilson

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *