Home / Israel / Día 20: Llegada a Jerusalem

Día 20: Llegada a Jerusalem

Frío tremendo y lluvia. Como me olvidé el paraguas me puse un piloto blanco que me regaló mi vieja. Nunca me sentí tan ridículo en mi vida. Me encanta mi nuevo outfit. No quiero sacarmelo jamas. De hecho, quiero comprar uno que sea onda bolsa de consorcio.

Es rara la ciudad. Primer mundo que se ve como tercer. El tren es muy moderno. Muy. Hasta pagamos con tarjeta de crédito los tickets en un cajero automático. En Buenos Aires nos sentimos como en París por usar la SUBE y tener aire acondicionado en algunos trenes. Es un poco triste.

La china es más rata que yo. Ni evaluamos tomarnos taxi. Aunque llueva y sea de noche, caminaremos. Tengo las instrucciones de como llegar en mi celular. Hay mucho “camina hasta ver un pasillo, baja las escaleras, gira a la izquierda, vas a ver un cartel que dice Israel Israel que bonito es Israel, gira de nuevo”. Se complica pero la gente es amorosa y habla inglés. Hasta los niños.

Finalmente llegamos a la casa de nuestros hosts. Dos chicos enfermos (homosexuales) nos reciben. La china se queda en la casa de al lado y yo acá, con Slav. Somos todos judíos, menos la china que es politeista. La prenderia fuego por bruja. Hitler se haría alto festín acá. Terminamos con 5 personas más charlando y cagandonos de risa. Son todos muy copados aunque a veces me siento desubicado. No sé por qué me la paso hablando de sexo. Recién le pregunté a una chica si le gustaba que le hicieran la turca. “I won’t answer that” (no voy a responder eso). Su timidez no me impide contar la anécdota de cuando fui a la casa de un flaco que conocí por Internet, le hice masajes hasta que bajé al culo, se lo abrí, y estaba todo cagado con mierda enredada con los pelos. Todos ríen. Me aman. Digo que soy de Uruguay para no hacer quedar mal a mi país. Eructo fuerte y estoy a un shot de tequila de tirarme un pedo. No hay vuelta atrás. Piensan que soy un mal educado. Lo soy. Vivo en Montevideo, capital de Uruguay.

Día 20

8.43 Mi host me dejó la llave de su depto pero se llevó la notebook así que no puedo saquear nada. Voy a revisar sus cajones a ver si encuentro un fajito de dinero israelí.

9.00 Hoy se pronostica nieve. Ocurre una vez al año en Jerusalem. Hay 95% de probabilidades. Ojalá que ocurra. Nunca vi nieve. Ahora voy al depto de al lado a manosear a la china así se despierta. Iremos al mercado árabe. Tengo que aprovechar. Esta puede ser mi última oportunidad de cambiarla por camellos. Ojalá no grite esta vez. Le diré que vaya con el señor árabe que le va a regalar sanguches.

11.07 Estamos caminando buscando zapatillas. Las mías no dan más. Tienen tantos agujeros que basta con pisar un charco diminuto para que se filtre el agua. Hace dos grados. Tengo los pies muy mojados pero la buena noticia es que ya no los siento, así que no sé si duele o no. Los precios son tremendos. Quiero volver a Egipto. Los kinder sorpresa que allá están a 50 centavos de dólar, acá están a casi 2. Haré dieta. El agua es potable al menos así que no pienso comprar agua mineral.

11.50 No conseguimos zapatillas pero compramos medias multicolores. 6 pares a 4 dólares. Hace un frío tremendo. La gente me mira raro. Es este piloto de mierda que me queda ridículo pero amo locamente.

13.00 Me harté de caminar. Compré unas zapatillas Puma impermeables. Me despedí de mis zapatillas de señora que limpia. Que triste. Me acompañaron por América Latina. Conocieron África también. Hora de decirles adiós.

13.30 Los tipos acá están muy buenos. Quiero bajarles el pantalón a todos y propinarles un bucal. La ciudad es brutal (lo digo con voz de Susana Giménez). Miles de pasillos. Mezcla de tercer con primer mundo. The old city (no sé como se llama en español) es increíble. Igual, debería leer algo de historia porque la verdad que no entiendo un choto. Sólo me imagino a Jesús corriendo desnudo por esas callecitas gritando “Dios es amor, manga de judíos putos” mientras los guardias lo corren con una toalla mojada para dársela en el culo, pero después leí en un cartel que las construcciones son medievales, así que tengo toda la información mal. Leeré la Lonely Planet.

13.37 Acabamos de pasar por una peluquería en the old city. Le cuento a la china que Jesús iba a cortarse el pelo ahí. La china, maravillada, saca fotos.

13.45 Nos metimos en un mini mercado y compramos galletitas de agua. Es todo muy deprimente. En Egipto éramos ricos. Acá somos pobres.

14.00 Nuestros hosts de couchsurfing son geniales. Yo estoy durmiendo en un pedazo de telgopor en el piso, con un caloventor al lado de la cabeza. El host de la china también es copado, pero cuando nos juntamos todos con sus amigos, ellos hablan en hebreo así que acoso a la china por whatsapp y le digo groserías.

16.43 Nos subimos al tren para ir al museo del holocausto. Cuando cruzamos la puerta la china se sienta directamente sin poner la tarjeta en la máquina (o sea, entra sin pagar). Le pregunto si va a pagar y me dice “of course not, if someone says something, I’ll just speak Japanese” (obvio que no. Si alguien dice algo, voy a hablar en japonés). Me cuenta que así viajó gratis por todo Europa del este. Tan pelotuda que parece. Alta zorra. No entiendo por qué la gente paga. No hay control. Nadie chequea nada. Compras los boletos en un cajero automático y te subis al tren, punto.

15.00 Después de re cagarnos de frío, llegamos al museo del holocausto. Cerrado por posible nieve. Fuck.

23.35 Esta nevando! No lo puedo creer. Es genial. Es la primera vez que veo nieve. Me siento más pobre que nunca. Levantó la cabeza y Slav me tira una bola de nieve que me da justo en la frente. Guerra de nieve. Soy Anastasia. No siento las manos. Quiero sacar fotos pero no siento las manos y se complica. Nos vamos a caminar. Todos están en las calles, felices. La gente me dice cosas en hebreo que no entiendo. Les digo “shukra very much” (“muchas gracias” en árabe). Son muy friendly acá.

Ahora me voy a la casa de al lado. Hacemos pijama party. Espero que haya mucha pija y poca party.

553289_547371035274543_1777994529_n 393108_547371155274531_2078745178_n 20129_547367595274887_1523963341_n

(Zapatillas de seniora que limpia, las voy a extraniar)75370_547368495274797_88475491_n 602876_547367285274918_1419770332_n 309689_547369848607995_152564186_n

(No soy el unico ridiculo)74586_547369745274672_307714887_n
148552_547368595274787_456203553_n(Aca venia Jesus a cortarse el pelo)

About Martín Cirio

2 comments

  1. Que lindio que estas con tu pilotito blanco!!! Pareces los nenes del jardin de infantes cuando se ponen los pintorcitos para hacer actividades plasticas… Vos usabas eso, no??? En esa escuela catolica a la que ibas de pequeño…

  2. todo muy lindo todo muy simpatico, pero ayer no actualizaste y hoy tampoco y ya ando con el jesus en la boca… aparece q me preocupo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *