Home / Israel / Día 25: The Dead Sea

Día 25: The Dead Sea

9:44 Estamos yendo a the dead sea. El bondi tiene wi fi y me parece increíble. Una modernidad que me hace querer darle un beso de lengua al chofer de 65 años. En Argentina hay que pagar extra para tener wi fi.

En la terminal compré un libro para leer en el viaje. Un libro boludisimo, obvio. Me cuesta leer literatura profunda porque nunca la encuentro profunda. Lloro con otras cosas, con confessions of a shopaholic por ejemplo, o four girls in chelsea. Ya por los títulos se pueden imaginar la profundidad de la prosa. Ahora compré un libro que se llama “my worst best friend”. La china me dice que soy un idiota. O sea, la china, que compra libros en árabe y ahora en hebreo para sentir que se lleva el lenguaje de cada país al que va. Una pelotuda.

11.30 Estamos en una zona llena de hoteles donde las playas son públicas. Entramos en un hotel con total seguridad como si estuviéramos hospedados. Nos metemos en el baño y nos cambiamos. Estamos con toda la ropa colgando en los brazos, es un tanto villero, debo admitir. Además me olvide las ojotas así que estoy caminando por la playa en short, chomba, zapatillas y medias largas. Triste. La playa está llena de gente mayor. Hay un señor que tiene altas tetas. Yo no me quedo otras. Veo las fotos que me saca la china y pienso que debería cerrar la boca para siempre. Tengo la panza como deforme. Como si hubiese parido a un pibe por cesárea. No subiré esas fotos ni acá ni a facebook, claro está. Acabo de borrarlas de la cámara. Si no las veo es como si no existieran.

12.00 Es increíble flotar en the dead sea. Flotas hasta en la orilla, es genial. Lo único que no es genial es que el agua es tan salada que creo que me agarró una alergia o algo. Me arden mal las piernas, como si me estuvieran quemando. Están rojas. La puta madre. Ruego al cielo que no termine en un hospital pagando 50.000 dólares. No saqué Assist Card. Si, ya sé. Soy villerisimo. No iba a pagar 300 dólares por asistencia. Prefiero comprarme alta tablet. Soy así. Lcd de 50 pulgadas en un monoambiente en Once. Welcome to my truth.

12.05 La china acaba de sacar un frasquito. Lo destapa, agarra un palito, lo introduce, lo saca, sopla y empieza a hacer burbujas. Está así hace diez minutos.

12.09 Una mujer me habla y me dice que haga Aliyah, que me va a encantar Israel, sobre todo Tel Aviv, que es como New York. Acá debo hacer una acotación. Todos comparan Tel Aviv con New York. Todos. La verdad me parecen unos cararotas. La comparación es similar a Buenos Aires – La Paz (Bolivia). No estuve aún en Tel Aviv ni en New York, pero igual me parece ridículo. Entiendo que sean extremadamente nacionalistas pero seamos serios, por favor.

16.24 Estoy en el bus volviendo a Jerusalem. Hace mucho frío. Me puse la bufanda que traje pero como me olvidé de traer toalla, la tuve que usar para secarme cuando salí del mar. Tiene un olor a meo tremendo. Al principio pensé que el olor venía de otro lado, pero no, viene de mi. Ahora tengo toda la cara con olor a meo. Igual no me la saco porque hace mucho frío.

17.00 Llegamos a la estación de Jerusalem. La china dormía y la desperté poniéndole la bufanda en la cara onda asfixia. Jiji. Ahora no soy el único con olor a meo.

19.20 En dos horas salimos para Tel Aviv. Rarísimo irme de la ciudad y sé que más raro será irme a Gran Bretaña. Soy judío, no debería decir esto. Jerusalem debería ser para mi la tierra prometida, donde quisiera vivir, hacer Aliyah, pero amo la cultura árabe. Me abrieron las puertas de sus casas, me ayudaron aunque no entendiera el idioma, bailaron conmigo, me integraron y me hicieron sentir bienvenido. Jamás sentí algo asi en otro lugar. Siento que me estoy alejando de todo eso. En pocas horas Tel Aviv, luego Europa. Ya está. De a poco me acerco al final. No es que no ame Israel. No tiene que ver con eso ni con nada político. Sólo estoy hablando a nivel cultural. Tenemos una imagen tan errada de la realidad que siento que necesito salir a gritar lo cálidas y buenas que son las personas de Palestina, Egipto y Syria. Es increíble cómo los medios forman opinión. So shocking.

DSC03443 DSC03444 DSC03451 DSC03455 DSC03463 DSC03480

About Martín Cirio

4 comments

  1. AMO cada uno de tus textos.

  2. Me too! Te leo todos los dias! No me puedo ir a dormir sin saber donde esta “TUPIZO”

  3. Gracias, chicas! Me encanta sentir que tengo muchas lornas que me aman.

  4. La bufanda con olor a meo… No sera ninguna de las que yo te teji, no???? Y otra cosa: “es increible como los medios desforman la opinion” y claaaroooo!!!!!! CLARIN MIENTE!!!! No lo olvides!!!!! Je je!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *