Home / Norte Argentino / Día 4: Tilcara – Iruya – Humahuaca

Día 4: Tilcara – Iruya – Humahuaca

12.35 trato de dormir pero la torta y el dueño del hostel están escuchando Papo. Me quiero morir. Rock and roll y fiebre, van de la mano del rock.

Nota mental: ya hay mucha gente que me pide fbk para agregarlos y ver las fotos que saqué y les digo que no uso por obvias razones. Cada vez que le digo a alguien que nos saquemos una foto es para despedazarlo después.

3.13 La lesbiana motoquera ronca como un camionero. La re putisima madre. Tengo sueño.

3.30 Me fui al baño, agarré papel higienico, la desperté y le dije “la nariz, mami, sonatelo que no puedo dormir”.

4.40 Los ronquidos me vuelven a despertar. Me planteo ir a dormir sobre la mesa del lugar donde todos comen, que está como afuera de las habitaciones, al aire libre. Llueve y estoy desnudo, me da paja. Me planteo morir. Juro no dormir en dormitorios de hostels nunca más.

4.41 Recuerdo que soy pobre y no me queda otra que aceptar el dormitorio.

5.00 Me canso y empiezo a golpear las paredes cada vez que ronca así se despierta y la corta. Mecho golpes a la pared con aplausos. Me siento un susano. Me rindo, no pasa nada, vamos con la artillería pesada. Saco un plato de plastico y un cucharon de metal. Me agazapo como un gato, al lado de su cara, atento, listo para hacerla morir de un infarto. Ronca. BLOOOOOOM! Nada! N A D A! Torta inmunda no se despierta con nada.

5.15 Me resigno y le saco fotos mientras duerme con la boca abierta. Después de eso me voy a ese lugarsucho donde está la mesa para usar internet hasta que se hagan las 8 y sea la hora de tomarme el micro a Iruya.

Son las 8.15, me subí al micro. Acabo de ver en el mapa que Humahuaca estaba más cerca y me hubiese convenido ir ahí antes. Me juro a mi mismo usar mapa. Ya fue. Acabo de abrir una lata de arvejas en el bondi. Mi desayuno. La señora que está al lado mio tiene una pinta de suiza tremenda. Me mira con cara de “que está haciendo este negro indigena?”, yo sigo con abriendo la lata como si nada. Gafas y el pañuelo de las fotos atado al cuello como señora. Que de gracias que no se me ocurrió abrir el atún. No me quiero mirar al espejo. Me da miedo lo que puedo llegar a ver.

Recuerdo que hace algunos años, cuando quería conocer el norte, pensaba pasar 3 días en cada uno de estos pueblitos. Me parecían mágicos y como que podrías vivir acá. Bueno no. Ahora de solo pensarlo me dan ganas locas de salir a matar coyas a escopetazos. Internet comes and goes. No podría vivir. Pasar 1 día entero ya es muchisimo. Son lugares para 6 horas. En Tilcara estuve un día entero porque no me quedó otra. No había bondis hasta el día siguiente.

13.48 Llegué a Iruya, conocí a 4 chicas que tienen mi misma onda. Son cero andinas y autoctonas. No les cabe la onda bohemia y artesana (nota mental: tengo que escribir sobre los artesanos que se hacen los profundos). Ahora estoy en esa iglesia que sale en todas las fotos de Iruya. Saben por qué? PORQUE ES LO UNICO QUE HAY PARA VER.  Mi plan, al llegar, era hacer mis cositas e irme al carajo, pero me interceptó dorita, una vieja usurera que me cobró 25 pesos por un pedazo de tarta. Me saqué fotos con ella para que la vean y no caigan en sus garras. En el fondo soy muy ingenuo. No sé por qué le creí a esa vieja zorra.

14.55 Estoy esperando un micro en la iglesia. Hay un parlante con música andina NON STOP. Recien pasaron la de navidad pero versión con flautas.

15.05 En iruya están todos en pedo. Se ve que no tienen otra cosa que hacer más que chupar a lo loco. Me hablaron dos viejos pero no les entendí un choto porque tienen un acento raro, y sumado a todo el Termidor que tienen encima, peor. Siento que hablamos lenguas distintas. Me di cuenta que no responder y mirarlos con cara de desconcierto es mejor que ser simpatico.

En Iruya no se puede hacer nada porque todas las calles son empinadas y hacer algo implica subir el cerro y cansarte al toque. De todas formas lo unico que hay para ver se repite en todos los pueblos:  Bolivianos, iglesias y cerros. Todas las casas parecen ruinas, así que noe s tan facil distinguir que es ruina y que no. Jujuy entero es una ruina.

No existe la indigencia, eso si. Mucho humilde, grasita… mucho descamisado, pero no indigentes. Solo peronismo se ve.

16.24 Me quedé dormido, desperté y no sé si estoy entre nubes o hay un volcan y son cenizas, pero no tengo palabras. Se llega a ser niebla no me caguen la ilusion de pensar que estuve en las nubes.

19.27 Ahora estoy en Humahuaca. Hermoso pueblo. Valía la pena mucho más que Iruya. Estoy en un cyber donde milagrosamente todo funciona perfecto e internet es rápida. El micro a La Quiaca sale a las 20.10. Mañana cruzo la frontera con Bolivia. Se acaba de largar a llover con todo. No sé como voy a llegar a la estación.

(Le hice todo un book mientras dormía)

(Estas chicas son GENIALES)

(Vieja usurera)

(No es mágico?)

About Martín Cirio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *