Home / Israel / Día 29: Ben Gurion (Tel Aviv airport)

Día 29: Ben Gurion (Tel Aviv airport)

10.00 Estoy parado al lado de una floreria robando wi fi. Me volví un experto en robar wi fi. Voy caminando con el radar activado y en cuanto veo la batiseñal, zaz! Me siento como un buscador de metales preciosos.

10:24 Estoy como hace media hora al lado de esta floreria. La gente me mira mal. Creo que me voy a mover.

11.00 La gente en Tel Aviv deja las bicicletas encadenadas en la calle. No se las roban, es muy loco. Me hace sentir que vivimos en una jungla.

11.20 Creo que estoy entiendo qué es lo que hace que el primer mundo sea el primer mundo. Te das cuenta en los detalles y en cómo funcionan las cosas. Por ejemplo, Tel Aviv es una ciudad fea en general. Es onda Constitución, salvo las partes de los rascacielos. Lo demás es medio Floresta, pero las calles están en buen estado, las paradas de bondis son perfectas y no tienen papeles pegados por todos lados, los semáforos y demás están bien pintados, es seguro, y por internet podes chequear horarios de trenes, que son hiper puntuales. Las cosas funcionan bien. Por supuesto que eso también se debe a que es una ciudad de 800.000 habitantes. Debe ser fácil administrarla, pero igual, en esos detalles te das cuenta la diferencia entre primer y tercer mundo.

11.40 Les conté que los baños acá están separados? Hay dos baños. En uno está el inodoro y en el otro la ducha. No me decido aún. Práctico o impráctico? Te echas un garco y tenes que ir a la otra puerta a lavarte las manos, pero si mientras estás cagando alguien se quiere bañar, puede hacerlo. En mi vida, igual, sería impractico, porque cuando algo como lo de arriba ocurre, con mis amigos/as entramos igual y cagamos o nos bañamos.

15.08 Estoy en el aeropuerto internacional Ben Gurion. Mi vuelo sale en 14 horas así que imaginen la fiesta que es esto. Si tuviera un arma me pegaría un tiro. Bueno no, le pegaría un tiro al señor que está al lado mío e intenta hablarme. Me dice que viajamos en el mismo vuelo. No quiero hablar con nadie. Cuando agarré las mochilas en la habitación sentí algo parecido a lo que me pasó cuando me fui de Cairo. Es tremendo. Vi la habitación arreglada y limpia, el sofá cama convertido en sofá, mis cosas en la mochila y no tiradas por todos lados, y, como ya es costumbre, me puse a llorar. La habitación que hasta hace un día estaba llena con la china y yo, quedó vacía, impersonal. La china está en Londres, yo a un paso de viajar a Edinburgh. Nos reencontraremos por última vez antes de que ella vuelva a Japón y yo siga mi ruta. No creo que vuelva a hacer un viaje así de nuevo. It’s just too painful. Cada vez que me voy de un lugar la paso horrible. No entiendo qué cambió del viaje anterior a este. Me encantaría racionalizar lo que siento pero no puedo. Hablo con Haz, el chico de Alexandria, y siento que todo esto es un gran error, que no debería ir a Europa y que tendría que volver a Egipto. Encima, por mensaje privado en facebook, me dice: “hace dos semanas estábamos caminando por las playas de Alexandria con la china, riéndonos de ella”, y me hace mierda recordar. Escribo carita triste 🙁 y me responde “smile, we have good memories”. Esto es igual a cuando me fui de Cairo por primera vez. No tengo nada a lo que volver. Lo tengo a Haz, a Mohammed, pero todos los demás ya no están.

Hace un rato se me cruzó por la cabeza mandar todo a la mierda y volver a Egipto, pero cómo puedo saber si lo que siento es real y no un producto de todo lo que estoy viviendo? Cómo podría darme cuenta de la diferencia? No sé. Lo que sí sé es que no voy a repetir un viaje como este. Cuando vuelva a viajar voy a ir a pocos lugares pero por mucho tiempo. Un sólo país, no veinte. Aún tengo tiempo de arreglar eso. Seguramente omita Luxemburgo y Alemania y pase más tiempo en Londres, París, o Amesterdam. No quiero sentir esto que estoy sintiendo ahora muchas veces más. “Se te irá con el primer Primark que veas”, me dice Agos (@bonaerense) por Whatsapp. Hope so. Saber que voy a deshacerme de toda esta ropa de personal de maestranza me entusiasma. Me encantaría dejar de lucir como una maldita basurera.

15.30 Si me dispensan, procederé con la lectura de mi libro para niñas “my worst best friend”.

15.53 Cuantos argentinos hay en Israel. Muchos. Estoy sentado y al menos 3 familias se sentaron al lado. Me hablan y respondo en inglés. Don’t feel like talking. Quiero que se siente un árabe al lado mío para abrazarlo y lamerle los pezones pero no creo que ocurra.

17.18 Se están re cagando a gritos a veinte metros. Ojala entendiera hebreo. Igual es entretenido. Imagino lo que se dicen por las caras. Uno le está diciendo al otro que es un gordo atrevido y que le va a llenar el culo a patadas.

17.35 Le cuento a mi vieja que se están peleando en el aeropuerto y me responde: OJO SI HAY BALACERA. La amo.

23.09 Es genial esto. Hablé con Mohammed por skype, me puse al día con algunas personas en Buenos Aires, y respondí varios couchrequests. Hay gente que me da impresión y no acepto sólo por eso. Me escribe mucha gente rara. Hay uno de Edinburgh que parece que tiene síndrome de down. Una cara de “me mato pajas mirando pronografia animada” tremenda. Es rojizo y tiene cara de príncipe Charles, el marido de Máxima. Prefiero hostel antes que un freak total que se va a pasar mi ropa interior por la cara mientras yo duerma. También me escribió una mujer que vive con el marido y dos hijas. Una familia completa. 39 años. Todo bien pero qué haríamos? Sería raro. Estoy acostumbrado al reviente, no a la vida familiar.

23.30 Me fui a comprar chocolates, dejé la mochila grande y cuando volví había dos tipos revisandolas. Pensaban que había una bomba. Me re cagaron a pedos.

03.30 Peor experiencia ever en un aeropuerto. Me hicieron millones de preguntas. Conoces a alguien en Egipto? Obvio pelotuda, estuve viajando casi veinte días. Seguis en contacto con el? Si. Preguntas preguntas. “You may have a bomb and don’t know about it” (capaz tenes una bomba y no sabes). me hicieron sacar todo de las mochilas, revisaron 70 veces y hasta me hicieron entrar en un cuarto donde me revisaron todo. Fuck all. Un tipo me bajó el dobladillo del pantalon. “You pull that up again” (lo subis de nuevo). Rata inmunda, vas a dejar todo como estaba. Tuve que sacar todo de la billetera. Mientras lo hacia agradecí a Allah no haber traido acido. Terminé discutiendo con la supervisora. La forra que al principio me preguntó todo estaba atrás. Odio irme con esta ultima imagen de Israel. Nunca me hicieron sentir tan mal en m vida. Termine en una sala, solo, sin zapatillas, sin billetera, esperando que revisen todo.

20130118-232338.jpg

(Si, me da un poco de verguenza que me vean leyendo esto. Claro que eso no impide que lo haga)

About Martín Cirio

2 comments

  1. Weeeeee qué bajón Gus!!! :-/ Seguí siguiendo querido, mejor lejos!

  2. Que feo tener que decir….Teee looo dijeeee!!!! Jorobate por creer que en Israel son todos buenitos que aman a Moises…jeje!!!! Y tu madre!!! Que genial!!!! Andate si hay balacera!!! Jeje y que bala sera Gustavoi seniora!!!! Jeje!! Te quiero falso juidio, te quiero con todo mi cristiano corazon!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *