Home / Gran Bretaña / Dia 37: London

Dia 37: London

09.00 Me despierto y lo primero que hago es encender Grindr, mi buscador de mentales. Algo pasará hoy. Lo presiento. Estoy en lo de Dani. Ahora estoy durmiendo en la cama de una de sus hijas, la albina. Dani se parece a la escritora Sophie Kinsella. Es morocha pero su hija albina. Es como que sólo por el hecho de venir a un país desarrollado te cambia los genes y empezas a parir hijos rubios.

09.21 La china duerme. Quiero despertarla con un cachetazo que la desmaye. Afuera hay sol. La primera vez que veo sol en Londres. Día fantástico, claro, como todos los días después de chicha.

11.00 Recién llego a la casa de Ish, mi host. Está durmiendo así que pongo la cámara y el celular a cargar. Últimamente llevo los cargadores a todos lados por si cosas como la de ayer ocurren. Me voy a bañar así voy a Camden Market. Hace dos días que no me baño. Ayer sólo me lavé las axilas y el culo.

11.28 Me llega un mensaje de la china que dice: “Mi amiga dice que sos una mala influencia. Nunca había besado a una mujer y nunca había tenido sexo con alguien que no conozco”. 26 años, chicos. Tuvo su primer noche de persona normal. Debería estar eternamente agradecida. No sé si les conté que en un momento estaba tan pasado que la agarré y me la chapé. Besito corto igual, tampoco crean que me volví heterosexual.

15.26 Camden Market es lo más. Es como Once pero pintoresco. Once es un asco. No te da ganas de caminar, pero Camden Market si. Está bueno. Igual mi cabeza está en otro lado. Este viaje está siendo muy revelador. Estoy haciendo cosas que pensé que no me gustaban y ahora, de repente, me encantan. Si, estoy hablando de sexo. Cuando vuelva a Buenos Aires y me mude, alto puterío va a ser mi departamento. Bueno, no va a ser muy diferente a cómo era antes. El acolchado de mi cama tiene tantos guascazos que podría exprimirlo, ponerlo en bolsitas, y salir a la calle a vender leche. Alto banco de esperma.

17.00 La china me manda un mensaje medio inentendible. Su inglés hablado es bueno pero el escrito es tétrico. El mensaje dice que el tarot le djo que no confiara en la gente a su alrededor, pero que ella siente que puede confiar en mi. La amo. 26 años.

17.35 Ish, mi host, se fue a una galleria con su amigo homosexual Craig y otra que se llama Anne. Me habla de ellos como si fueran los tres inseparables. Onda relación adolescente. Me invitó a esa galería. Hay una habitación donde llueve pero si caminas hay un sensor que te detecta y no te mojas. Loquisimo. Me habla alguien por Grindr que está en un hotel frente a donde estoy yo y me dice “I want you to fuck my mouth”. Qué hacer? Experiencia loca o sexo? La respuesta es obvia. Me voy al hotel, chicos, pasenla bien en la habitación con lluvia. Yo también voy a una habitación pero con otro tipo de lluvia, jiji.

19.00 Fui al hotel con él. Fue todo muy express, obvio. Entramos y nos empezamos a sacar la ropa como si fuéramos de visita al médico. Me dice “vas a tener que cancelar tus planes de ir a la galería de arte…”. Bueno, a los 5 minutos de eso, acabó y me dice “I think you should go to the gallery…. Now”. Yo, absorto y con la chota al palo, le pregunto gentilmente si no podíamos esperar cinco minutos a que se le parara de nuevo así yo podía acabar. “Not gonna work, I’m sorry, here’s your clothes”. Nunca me sentí tan prostituta en toda mi vida. Bueno si, muchas veces. Corrijo, nunca me sentí tan prostituta en Londres.

Llegué al depto de mi host, y creo que tuve múltiples orgasmos cuando me pajee. Aunque traté de ser silencioso, se me escapó un “ooohhh”. Al lado del baño estaba Cora, una madrileña muy puta que vive con Ish. Eyaculé y creo que le di a un pote de jabón líquido. El problema es que si bien siempre tengo la otra mano lista para agarrar el guascazo, cuando llega el momento me agarra como un ataque de epilepsia y no puedo hacer nada más que gemir como si me estuvieran llevando al matadero.

Quiero odiarlo a este chico (no sé nombre. Se debe llamar James, como todos), pero la verdad? Lo amo. Es yo encarnado en Londres. En Buenos Aires hago lo mismo. Venís a mi casa, acabo y se terminó la fiesta y el amor. Previo garche me hago el simpático, río y saco tema de conversación. Una vez que acabo me convierto en un sorete y digo “uy, se me hace tarde, acá tenes tus cosas, vestite”. A uno, recuedo, ni lo dejé bañarse. Le dije que la ducha funcionaba mal y le di un tubo de papel higiénico para que se secara. Un amor, eso soy. Hoy me hicieron eso a mi y no puedo más que sonreír y matarme a pajas en el baño de Ish.

About Martín Cirio

One comment

  1. Las amigas de la china creen que sos una mala influencia???? … Lo mismo creen todos los que amigos de tus amigos. Algo habras hecho para generar ese concepto. No se, no se… Pensalo!!!
    Jeje!!! Besos, te amooooo!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *