Home / Bolivia / Día 6: Tupiza – Uyuni

Día 6: Tupiza – Uyuni

El chico gay de lobos me odia. Yo no paro de hablarle y no me importa. Ya casi ni me responde pero tampoco lo necesito. Mientras tenga alguien que tenga los ojos abiertos y respire, es suficiente para que funcione como interlocutor.

Fuimos arriba de un cerro en Tupiza, todo estaba calmo, la ciudad addelante nuestro, y todo rodeado por montañas. Imagen magica. Silencio total… “Ya sé que vas a pensar que soy un porteñito boludo, pero como pueden vivir así? Que hace esta gente además de chupar y oler a cebada?”. No me contesta.  “O sea, están todo el día vendiendo jugo de naranja y comiendo porotos”. Silencio. “Imaginate ser gay acá, te moris. Yo no vi ninguno, pero te pensas que no hay? Un par de flacos me miraron, pero no sé si porque les gusté o porque les parecí raro”. Y así seguimos. Si no me responden, yo igual me hago la fiesta solo.

9.00 Me acabo de bañar y no saben lo que fue. La canilla de mierda me dio mil patadas cada vez que trataba de regular el agua. Tuve que cerrarla con un jabón. Maravillosa Tupiza.

10.00 Estoy en el micro a Uyuni. Combi y micro es un asco por igual porque todos suben demasiadas bolsas. Encima estaba lleno de moscas mal. Las maté con el morral de Evita mientras una cholita se reia y decía “turishta jiji”. La miré fijo y le di con el morral hasta dejarla yaciendo en el suelo. No sé si está muerta o desmayada.

10.15 Arrancó el micro y abrí la ventana completamente. Hace un frio de cagarse pero me da mucho asco el olor a levadura que hay. Están todos poniendose camperas alrededor mio. Me miran mal. No me importa. Me pongo los auriculares y escucho La fuerza del engaño de MArcela Morelo.

10.44 Tengo unas ganas de coger que me la piso. Ayer a la noche tuve fantasías eróticas con el borracho con dos dientes que atiende el hostel a la noche. Hoy me levanté y lo vi tirado en el piso, totalmente ebrio e inconsciente. Casi le propino un pete, pero decidí golpearlo con una rama áspera y decirle “está vivo señor?”. Lo estaba. El telefono del hostel no paraba de sonar. Era el dueño. Mi semental le dice “si si, es que estaba en el baño, por eso no atendía, ya estoy limpiando todito mi señor”. Ay, necesito hacerles la voz de boliviano. Me sale perfecta. Marquen todas las eses cuando lean lo que quoteo y las finales tipo sh, como en españa, y bajen tres tonos tipo sumisos.

11.50 Estoy algo preocupado con respecto a donde voy a pasar año nuevo. Hoy es 30 y debería llegar a Uyuni tipo 16. Voy a ver si puedo hacer el salar hoy mismo así mañana temprano me voy a una ciudad. No quiero pasarla solo o con gente aburrida. Quiero ir a bailar o terminar en pedo en un karaoke bar cantando un tema de Valeria Lynch.

12.30 Creo que estoy muy al pedo y debería dejar de escribir en el blackberry y ponerme a leer el libro con el cual planeo flashearla en este viaje: twenties girl de Sophie Kinsella.

Faltan 5 horas para llegar. Se atrasó todo por la lluvia. Quiero morir. Hoy todo el día viajando. Capaz ni hago el salar y me voy directo a una ciudad mañana temprano. Para mi, la visita a pueblitos caducó. La estoy pasando barbaro pero siento que cumplí el ciclo “pueblitos que se parecen a Budge”. Necesito otras cosas.


(Soy tu cholia del amor)

About Martín Cirio

2 comments

  1. jajjaaj!! dios mioo!! la que te esperaa!! sabelo….el norte argentino en comparación con Bolivia es Puerto Madero!!! encima fuiste en plena época de lluvia!!! Amigooo!!! abrigate!!! en la Paz te vas a cagar de frío!!! ojala no te pasen ni la mitad de las cosas q me pasaron a mi!!jajaj
    conclusión: YO NO VUELVO NI EN PEDO A BOLIVIA!!! eso si…al Norte Argentino lo amooo!!!

  2. “Mientras tenga alguien que tenga los ojos abiertos y respire, es suficiente para que funcione como interlocutor”.
    Como con la China!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *