Home / Gran Bretaña / Dia 45 y 46: London

Dia 45 y 46: London

12.00 Holis, cómo andan? Recién amanezco. Si, son las 12, sé que es temprano, pero acá, salvo que vayas a un after club, la joda termina a las 3 de la mañana. Y si vas a un after club es porque estas muy duro. En Buenos Aires me he llegado a acostar a las tres de la tarde. Cosas de la chicha.

12.12 El concepto de “estar duro” es algo que siempre me fascinó. Le pregunto sobre el tema a mi chamana, Agostina, y me responde, “esta foto pretty much define lo que es dureza”:

IMG-20130201-WA0010

15.00 Estoy en la puerta de un banco esperando a un flaco que conocí por Grindr. Parece lindo por foto y creo que tenemos algo en común, además de compartir la pasión por el pene, ambos tenemos altas tetas.

15.03 Una madre negra y su hijo están esperando el bus. El nene está bailando rap. Me lo como a besos. Un nene de 5 años, chicos. Hace pasitos. La tiene muy clara. Me recuerda al video Can’t Hold Us Down de Christina Aguilera.

16.30 El chico de Grindr está bueno. Me está llevando a unas zonas que no son turísticas y otras que ya vi, como Notting Hill. Finjo que nunca estuve acá así se la hago fácil. Entramos en Holland Park, un parque que me gusta más que Hyde Park. Acá adentro está el jardín japonés. Muy lindo todo. Haig habla muy correcto, muy inglés, y yo sólo pienso en coger. Le tiro un comentario desubicado y grosero. Se ríe. Espero que sea buena señal y no que esté pensando que, como todo latino subdesarrollado, mi vida consiste en:

1) Coger.
2) Pedirle a San Expedito que me conseda lo deseo.
3) Vivir del narcotráfico.

16.47 Haig me pregunta cuáles son mis planes para la noche y si me gustaría cenar con él y luego salir a algún lado. Le digo que si. Obvio. Quiero ponerla. Seguimos caminando. Me lleva a una casa de té famosa. Hablamos de la frialdad de la gente en Londres y cuán distinto es todo en Escocia. Allá son todos muy cálidos. Acá son unos soretes. O sea, son polite. Te chocan en la calle y se disculpan, pero no hay nada debajo de eso. Es algo frío y mecánico, como cuando alguien me hace una pregunta en la calle. Please, thank you, pero no se siente real.

19.30 Ay por dios, lo que me acaba de pasar. Fuimos a comer sushi, y cuando voy a pagar, saco la tarjeta de débito y veo que esta llena de chicha. Instantáneamente recuerdo que la noche anterior, como no nos dejaron entrar a juntos al baño, tuvimos que preparar la pócima mágica sentados en un rincón oscuro. Caro no se debe haber dado cuenta (obvio, sino la muy viciosa hubiese aspirado todo). Jiji. Lovely credit card. El cajero me mira. Yo lo miro. Haig me mira. Río picaramente y digo, “I think I’ll use another credit card” (creo que voy a usar otra tarjeta de crédito) y le doy la del banco Galicia. Ka-ching. Usaré la tarjeta del banco Provincia más tarde, jojo.

20.28 Estamos en Central Line (subte) yendo a una Eurovision Party. Haig me cuenta que acá son comunes. Fiestas en las que sólo pasan música de Eurovisión (un recital enorme donde compite música de todos los países europeos). Es muy mersa. Amo.

21.00 Llegamos a la fiesta. El departamento es inmenso. Tiene dos balcones. Cada uno es más grande que el depto que alquilaba en Buenos Aires. La vista es increíble. Hay muchos gays. Todos nos miran al entrar. Nos preguntan si somos pareja y les decimos que si, que estamos juntos hace 4 meses. Mucha pasiva. Y si, Eurovision. Qué esperaba? Una convención de camioneros?

21.31 La mezcla de gente es tremenda. Un flaco de Tunisia que está buenísimo, otro de Egipto con el que hablo de Alexandria, uno de Venezuela, otro de España, etc. Es muy común eso en London. Nadie es de acá. Todos vienen de otros países. En Buenos Aires, cuando vas a una fiesta, lo más internacional a lo que podes aspirar es a conocer a alguien de Colombia que termina siendo un traficante que te desvalija la casa.

James, el organizador de la fiesta, esta pasadisimo de frula. Salta y baila con las cortinas. Recuerdo cuando en Buenos Aires fui a una fiesta y una amiga que jamás probó nada me dijo, “mira cómo baila Eze, está re en pedo”, y yo la miré y le dije, “no seas pelotuda, Florencia, está más duro que el pity”. Claro, la música era cuarteto y Eze bailaba como si Rodrigo hiciera música electrónica. Por eso yo siempre llevo auriculares a las fiestas. En cuanto alguien delira con cumbia o algo horrible, enciendo el celular y pongo Your Body de Christina Aguilera. Grupo Ráfaga no me caga más mis noches de fiesta.

23.00 El flaco de Egipto se me acerca y me dice que el de Tunisia quiere hacer un foursome (coger de a cuatro) conmigo y mi novio. Lo recontra haría. Miren la foto al final del post. Los dos flacos que salen adelante son los que quieren el foursome. Les super doy, pero por separado. La única vez que hice un trío estuvo bien pero no me voló la cabeza. Me calienta más estar con uno solo.

01.00 Estoy a dos segundos de agacharme y aspirar la alfombra. James está tirado en el suelo. Me pregunto si está con vida. El de Tunisia está cogiendo con uno en el sillón. La música? Asereje de Las Ketchup. La fiesta terminó. Me voy a la casa de Haig a seguirla. Adiós.

Día siguiente

13.00 Qué noche, mamita.

Haig vive con el padre y sus hermanos. No saben que es gay así que entramos siligosamente para no despertar a nadie. La puerta de entrada está justo al lado de unas escaleras que dan a todas las habitaciones. Nos metimos en la suya y nos sacamos la ropa. No tiene tetas de mujer en pleno desarrollo como yo. Tiene pectorales de nadador y un cuerpo increíble. Yo me puse boca arriba, él se sentó encima y mientras cogiamos le agarré las tetulis. Nunca me sentí tan heterosexual en mi vida. Es exactamente lo que los hacen los heteros, no? Bah, qué les pregunto a ustedes si en su puta vida habrán tocado una teta.

Nos despertamos con el ruido de la cerradura. Alguien quería entrar en la habitación. Estaba muy insistente. Alternaba intentos de abrir la puerta con golpes. Haig me mira y me hace gesto de que no haga ruido. Yo busco posibles escondites con la mirada. Los roperos están llenos. El único lugar es abajo de la cama. Muevo la boca y digo, sin emitir sonido, “does he have the key?” (tiene la llave?). Me dice que no. Menos mal. Empiezo a pensar que voy a tener que salir por la ventana. Miro la hora, eran las 12. Fuck. Me falta comprar cosas aún. Tengo que ir al shopping en Stratford y cierra a las 5.

Al final el padre se cansó de intentar abrir y a los diez minutos salimos rápido y nos escabullimos entre los árboles, agachados para que no nos viera por la ventana. En la estación nos abrazamos. Fue muy lindo. Me sentí raro. Último día en London. Fui a mi primera fiesta de Eurovisión, me ofrecieron hacer una orgía, y estuve en un depto carísimo bailando. Ah, y tuve mi primer experiencia heterosexual. Nada mal.

Ahora estoy en Central Line, Oxford Circus. Falta media hora para llegar a Stratford. Acabo de recordar que le había prometido a Ish, mi primer host (la de India), que íbamos a ver una película juntos. Se me pasó. Ya no hay tiempo. Mañana tengo que estar en Victoria Coach Station a las 8 am. Anousja, la holandesa que conocí en Potosí y con la que pasé el mejor fin de año de mi vida, me espera en Amsterdam.

Nos vemos en Holanda.

DSC04834

DSC04837

DSC04852

DSC04860

DSC04862

DSC04889

DSC04899

DSC04912

DSC04920

About Martín Cirio

One comment

  1. Tres cosas tengo hoy para decir… O mejor dicho cuatro!!

    Uno: ‘la pelota no se mancha’… Que hace una foto del Diego en tu blog??? Basta de maltratar a nuestros emblemas nacionales. Deja de criticar a tu patria y a sus proceres o… Te la vamo a dar, chabon!!!!!

    Dos: ya me canse de que me ignores!!! No me das bola y siempre te dirigis a otros lectores (encima raritos como vos) y a tu fan numero uno ni bola… Deja de ignorarme o… Te la vamo a dar, chabon!!!!!

    Tres: repito mi informacion de ayer: ya esta tu blog linkeado a gendarmeria nacional. Recatate chabon!!! Te la vamo a dar!!!!

    Cuatro: por razones de 1, 2 y 3 creo que este es mi ultimo comentario…. Bueno, no se pero…te la vamo a dar, chabon!!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *